"San Lorenzo es un sentimiento inexplicable."

—Leandro Atilio Romagnoli

 

La alegría

(14/4-30/4/2018)

-Martín Cutino y Viggo Mortensen

 

VIGGO:

Ganamos contra Mineiro, 1-0. Seguimos muy vivos en la Sudamericana. Quita un poco el trago amargo del desastre contra Godoy Cruz. Un poco.

 

MARTÍN:

Sí, las cosas de San Lorenzo. No se entienden, no se explican.

 

-------------------

VIGGO:

No se explica... como dice la canción. Pero acá estamos, en las buenas y en las malas.

 

-------------------

MARTÍN:

Hermosas Fotos de 1982:

 

-------------------

VIGGO:

¡Gol de Insua!

Acá otro:

https://www.youtube.com/watch?v=ik274Jo_zK4

Y mirá esto de hace unos años:

https://www.youtube.com/watch?v=1OruOeJNoII

 

-------------------

MARTÍN:

Tremendo momento, ¡cómo estaba esa cancha mamita! Recuerdo que era muy chico, tenía 6 años. Después cuando entré a la universidad tuve sociología y leí un texto donde sociólogos trataban de entender el fenómeno social de San Lorenzo en 1982. Voy a buscar ese texto. Gracias por los videos. Muy bueno el informe de la TV brasileña. San Lorenzo es sin dudas un club de masas populares que tiene una fuerza imparable. Confío plenamente que nuestro pueblo logrará el gran objetivo de la Vuelta a Boedo, y en poco tiempo la pelota volverá a rodar en Av. La Plata. Mañana a demostrar nuestra grandeza en el Amalfitani.

 

-------------------

VIGGO:

Lo de la hinchada de Vélez es un caso especial, de cierta confusión de identidad, me parece, y de antagonismo generalizado, innecesario, con varios otros clubes, incluso con el CASLA. Hay algunos hinchas del Fortín que van diciendo que San Lorenzo es su clásico actual, otros que Chicago o Ferro son los rivales tradicionales, otros que Ferro es demasiado chiquito para ser clásico de Vélez, otros que el tradicional rival es Argentinos Juniors, pero que hay pica con el Globo, con Boca, River, Racing, Estudiantes, y la madre de Santa Claus. Me parece que lo de los clásicos es especifico, es histórico; no creo que se puedan inventar cosas al pedo. A mi ver, los clásicos históricos de Buenos Aires son, entre otros:

San Lorenzo - Huracán

Boca - River

Independiente - Racing

All Boys - Argentinos

Estudiantes de la Plata - Gimnasia y Esgrima

Defensores de Belgrano - Excursionistas

Ferro Carril Oeste - Vélez Sarsfield

Banfield - Lanús

Sacachispas - Riestra

Argentino de Quilmes - Quilmes

Almagro - Estudiantes (de Villa Devoto)

Atlanta - Chacarita

Almirante Brown - Morón

Liniers - Olimpo

Temperley - Los Andes

Y vos seguro que conoces muchos más, o quizá no estas del todo de acuerdo con esa lista. Entre los clásicos del resto del país hay que destacar a los de:

Rosario Central - Newell's Old Boys

Unión - Colón

Talleres - Belgrano

Para mí que un Boca - San Lorenzo es una especie de clásico porque juegan dos de los cinco Grandes, pero no es, en realidad, el Clásico del CASLA. Los Bosteros son nuestros hijos nomás. Y los respetamos, como hay que respetar a todo equipo contrario, sea tu clásico rival histórico o no. Todos los clásicos son Super Clásicos, o ninguno lo es. Lo de que solamente River - Boca es un Super Clásico es una antigua boludez de marketing, en mi opinión.

 

-------------------

MARTÍN:

De acuerdo en todo. El único verdadero clásico de San Lorenzo es con el Globo. Vélez tiene como clásico a Ferro y a Chicago, en general es territorial la rivalidad, por cercanía.

 

 

Qué locura lo de Siria. Destruyeron un país hermoso. Que humanidad nos fuimos a la C.

 

-------------------

VIGGO:

Sí, completamente de acuerdo. Ya no parecen importarles un carajo los refugiados o los inmigrantes a los gobiernos de las supuestas democracias occidentales.

 

-------------------

MARTÍN:

 
 

-------------------

VIGGO:

Noam Chomsky la tiene atada.

Perdió Boca contra el Rojo. ¡Hay que ganar mañana! Lástima no haber sacado al menos un punto la semana pasada.

 

-------------------

MARTÍN:

Vengo de River que ganó cagando por unos minutos de buen juego. Vi los últimos minutos del Rojo vs la Bosta. Están con cagadera los Hijos, mañana a ganar. ¡Ojalá se dé! Necesitamos esa mínima esperanza de llegar al último partido con chances. Difícil, pero todo puede pasar.

 

-------------------

VIGGO:

Si llegamos al último partido con la oportunidad de salir campeones, necesitaremos ayuda del primo Quemero contra Boca e Independiente, y ese último partido nuestro será contra River. Soñemos, hermano.

 

-------------------

MARTÍN:

Sería espectacular, pero son muchos puntos de diferencia. Esperemos ganar hoy. Se nos escaparon varios campeonatos últimamente.

 

-------------------

VIGGO:

Es verdad, son muchos puntos, probablemente demasiados. Estamos a ocho del puntero, con doce puntos en juego. El Hijo tendría que perder dos y empatar uno de sus últimos cuatro partidos, mínimo. Es difícil que eso ocurra. Hemos dejado tantos puntos en el camino, puntos que parecían fáciles de ganar. Boca no juega mejor que nosotros, no juega mejor que los otros equipos que están a tiro, pero ha podido ganar esos puntos jodidos que van abriendo la brecha, con empates aburridos y victorias agónicas. Puntos de campeón, la verdad. En el tablero no importa la calidad del juego, solo cuentan los números. Una victoria jugando con ambición y un vistoso fútbol colectivo te da los mismos tres puntos que un partido feo que ganás con la mínima diferencia. Es así, aunque yo siempre quiero que el Ciclón deje el alma en la cancha, atacando.

Los Gallinas aplastaron a los Bosteros en la Supercopa, pero Boca ha podido aguantar el trajín del largo torneo. Ni River ni el Ciclón han tenido el aguante necesario para seguir bien arriba. A veces hay que ganar de pedo para ser campeón. Aunque no me guste mucho con respecto a la tradición futbolística del mejor San Lorenzo, el equipo del Pampa ha ganado o empatado varios partidos de cualquier manera, como pasó contra Huracán y Unión, pero a veces sus falencias colectivas lo dejan en evidencia, como la semana pasada contra el Tomba.

 

-------------------

MARTÍN:

Sí, hermano, son puntos que lamentamos. Debo confesar que la noche que hablamos cuando Boca perdió contra Defensa agarré un calculador de resultados en la página promiedos.com donde cargué que perdían con el Rojo y empataban con Newell's y Gimnasia y perdían con el Globo y nosotros ganábamos todo y empatábamos con Patronato y dábamos la vuelta en el Monumental. Sueños. Si ganamos hoy tal vez sigamos haciendo cuentas. Duele, pero es lo que hay. Ya lo veremos campeón nuevamente a nuestro querido club.

 

-------------------

VIGGO:

A seguir soñando, Cuervo. No cuesta nada. Vamos al Fortín.

 

-------------------

MARTÍN:

Flojo primer tiempo, algo de Barrios y de Senesi pero hay que hacer dos cosas. Sacrificar a Paulo porque lo rajan y meter a Reniero a pelear con los centrales de Vélez.

 

-------------------

VIGGO:

Sí, faltaba Reniero, faltaba un poco de ritmo. Estamos mejor ahora con él en la cancha, más organizados y veloces.

 

-------------------

MARTÍN:

Está, como decís, rápido y frenético. Ellos se juegan la vida y nosotros la última bala. A ver qué pasa en el segundo tiempo. Salió mejor el equipo... ¡UY, travesaño, la concha de la lora! Palo del Perrito... me voy a infartar...

 

-------------------

VIGGO:

¡Gol de Barrios! De locos este partido-¡¡¡VAMOOOOS!!! Hay que ganar los tres puntos...

 

 

Resultado de imagen de gol de barrios a velez

Vamos, vamos. Estamos para ganar este partido...

¡RENIERO! ¡GOOOOOOOL! ¡¡¡GOLAAAAAAAAAZZZO!!!

 

-------------------

MARTÍN:

¡Te lo dije, hermano! ¡Reniero!  Yo jugaba con la 15 de pibe. Por eso le tengo mucho cariño a ese número. ¡Rompela, Príncipe de Boedo!

 
 

-------------------

VIGGO:

¡AGUANTE CICLÓN! ¡Es nuestro este partido!

Falta a favor del local en zona peligrosa... nada, lo desperdiciaron.

Seguimos. Queda poco... por favor... ¡aguante San Lorenzo!...

¡¡¡¡¡NO!!!!! Gol de Vélez... increíble la mala suerte.

 

-------------------

MARTÍN:

¡Que pijazo! No lo puedo creer...

 

-------------------

VIGGO:

Hay que meter el tercero...

Terminó. Empate amargo.

Olé y Clarín: No como pasa con los partidos de Boca cuando va perdiendo el Hijo, con nuestro partido esos diarios ponen los resultados en su página digital sin demora alguna. Bueno, no importa. Ya fue. Estábamos a cinco y se nos escapó la victoria. Y encima perdimos a Blandi. Pero yo sigo con esperanza, con el corazón sangrando pero cicatrizándose.

 

-------------------

MARTÍN:

Yo también. Ojalá dure la cagadera en la Boca. Se escapó la victoria, la remontada épica  El resultado estaba en el bolso. El gol se lo come Navarro, qué pena... el buen partido no alcanzó. Y se jodió la gamba Blandi. Ufff, qué calentura...

 

-------------------

VIGGO:

Ser Cuervo no es fácil.

 

-------------------

MARTÍN:

Es saltar al vacío abrazando a un amigo.

 

-------------------

VIGGO:

Hermosa imagen la tuya. Pero me costará dormir esta noche.

 

-------------------

MARTÍN:

Cuervo querido, hemos luchado mil batallas, hemos dejado la vida siempre. Pero hay algo que jamás hemos perdido, nuestra hidalguía. Felices sueños, me voy a dormir orgulloso del esfuerzo de nuestros jugadores. Siento un gran placer sabiendo que en nuestro equipo hoy jugaron 6 jugadores salidos de inferiores que dejaron, con el resto, el alma. Sabemos ganar y perder, sabemos que la gloria nos espera porque es nuestra amiga aunque muchas veces nos revele otras cosas, nos haga esperar. Ya llegarán los tiempos de gracia y ahí seguiremos siendo igual de inmortales.

Abrazo de corazón, buen descanso.

 

-------------------

VIGGO:

Buenas noches, campeón. Fuimos tenaces en el segundo tiempo, y podríamos haber metido 2 o 3 goles más. Yo también me siento orgulloso de nuestro equipo. Y sigo soñando; no me lo va a prohibir nadie.

P.D.:

Dos días de luto después del empate en Liniers, y ahora estoy mirando el partido del Real Madrid contra el Athletic de Bilbao en el Bernabéu. Los vascos son bravos. Creo que van a ganar. Faltan cinco minutos. El 70% de la posesión ha sido del equipo de Zidane, pero la defensa de los Leones, y el arquero Kepa, con sus reflejos de otro mundo, parecen imbatibles. A no ser que la caguen en el último suspiro como nosotros ante Vélez. Si Kepa sigue jugando así, este puma tiene que ser el arquero de la selección española en algún momento, junto a o por encima de De Gea. Lucas Vázquez está jugando un gran partido para los Blancos. En lo físico se parece un poco a Romagnoli cuando Pipi empezaba a ganar copas con el CASLA dirigido por el Ingeniero Pellegrini.

Resultado de imagen para lucas vázquez

 

-------------------

MARTÍN:

Vázquez es parecido a Romagnoli, sí. Pipi da la sensación que tiene destino de manager del club. En junio se le termina el contrato. Ya se verá; él seguro que seguirá ligado al CASLA. A mitad de año también habrá que definir los contratos de varios otros jugadores, incluso los de Mercier, el Cóndor y Colocha. No me aventuro a decir quién tiene que seguir y quién no, pero me pone en jaque que a mi pollo Reniero se le extingue el contrato en junio. Si no sigue es para cortarse los huevos porque ya lo veo como titular. Veremos. La edad juega en muchos de los que te nombré. Habrá que ver para donde apuntan los que dirigen el club, si le darán pista a muchos pibes que están pidiendo cancha. Senesi, por ejemplo, me parece de lo mejor en defensa de los últimos años. Veremos. Los retiros son jodidos. Cómo actor pienso actuar hasta que la mente me dé para poder decir un texto, pero ser jugador y dejar de serlo cuando uno es un hombre relativamente joven, como en los casos de Mercier y Pipi debe ser muy bravo.

Los vascos son tremendos, no estoy siguiendo mucho La Liga, pero intuyo que deben estar poniendo huevo fiel a su estilo guerrero. Tienen un bello estadio, acá quieren hacer al Gasómetro como el de ellos.

 

-------------------

VIGGO:

Es lindo el nuevo Estadio San Mamés; he estado en Bilbao varias veces. Es grande, con una capacidad de 53 mil personas, pero no tan grande como el Camp Nou o el Bernabéu, en los que caben 100 mil y 82 mil personas. En el nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Metropolitano, caben 68 mil. Entiendo que pueda ser un modelo para el Estadio Papa Francisco el San Mamés, siendo relativamente compacto. Ese estadio quizá podría caber en el lugar del Viejo Gasómetro, con un aforo parecido, o quizá un poco menor.

 
 

La hinchada del Athletic es tremenda. Como la nuestra, no para nunca de alentar y cantar, pase lo que pase en la cancha. Al final empató el Madrid con un desvío de taco de Cristiano Ronaldo en el minuto 87. Frustración total para los vascos, que llevan años sin ganar en el Bernabéu. Ese gol le dio al Madrid un punto que demora el festejo del Barcelona, que podría haber salido campeón antes de jugar este finde si los Merengues perdían hoy. Cristiano sigue metiendo muchos goles, 22 en los últimos doce partidos. Un depredador del área.

Bueno, mañana jugamos contra Chacarita. El Funebrero ya está descendido, pero va a dar pelea hasta el final, como siempre. Si ganamos y Boca tropieza contra Ñuls en casa...

 

-------------------

MARTÍN:

Ganamos con lo mínimo. Nada más, otra demostración opaca, sirve para sumar pero ya estamos jugando con fuego. Pero ganamos. Estoy en la Boca. ¿Sería demasiado pedir que no sumen? Veremos.

 

-------------------

VIGGO:

No sería demasiado. Sería genial. ¡Que gane la Lepra, carajo! Si Boca pierde dos de los 4 restantes -esta noche el primero de los dos- y nosotros ganamos los tres que nos quedan somos campeones.

Estoy viendo el partido. Boca no impone, me parece que los de Rosario pueden ganar este partido si se enfocan y son agresivos. A ver si aguantan...

¿¿¿¿Cómo no lo echan a Pérez???? Roja clarísima, y Pompei a un metro mirando la jugada. Increíble la "suerte" de Boca...

 

-------------------

MARTÍN:

¡Para colmo llueve! Me empapo. ¡Una locura que no vio la roja Pérez! ¿Qué queres? ¿Qué echen a uno de Boca? ¡¿Estás loco vos?! A Pompei lo fueron a buscar al geriátrico para que dirija hoy. ¡Qué vergüenza!

Sabes que me manda un amigo la escena de la pelea en el baño turco de "Promesas del este", y me dice: "Es Cuervo, ¿cómo hizo para comerse crudo a esos dos tipos?"  La vi nuevamente, es tremenda esa pelea, brutal. Cuando nos veamos me tenes que contar cómo te preparaste.

 

-------------------

VIGGO:

Quedé bastante golpeado, sobre todo por el suelo del baño al ser tirado de un lado a otro como un muñeco roto, pero valió la pena. Cronenberg es un gran director, y ser Cuervo me ayudó a aguantar la paliza. Te cuento más cuando nos juntemos en Boedo.

Anoche soñé que salimos campeones jugando en el Monumental contra los Gallinas. Pero el monumental se parecía un poco al Viejo Gasómetro.

 

-------------------

MARTÍN:

Qué lindo sueño...

Inmortal el Gringo. ¿Quién es el bigotón?:

 
 

-------------------

VIGGO:

Es Ricardo Pavoni, ¿no?¿Será 1974, o 1975? Creo que 1975. Independiente era letal a comienzos de los '70. Nosotros ganábamos campeonatos argentinos en 1972 y 1974, y ellos ¡TODAS las Libertadores de 1972 hasta 1975! Acá el Chivo con esas cuatro Copas, más la que ganó en 1965, el año de su debut con el equipo de Avellaneda:

 

 

-------------------

MARTÍN:

Sí, exacto. Pavoni. Dos equipazos. ¿Hasta cuándo estuviste vos en Argentina? ¡Qué memoria la tuya!

 

-------------------

VIGGO:

Nos fuimos los tres hermanos con nuestra madre en el 70, pero me fui enterando después, poco a poco, de lo que había pasado en Argentina, incluso en el fútbol. No era como hoy, con los celus y el internet. Tuve que hacer excavaciones, mirar microfilm en las bibliotecas, hacer muchas preguntas a los pocos argentinos que me encontraba en esa década.

 

-------------------

MARTÍN:

¡Qué imagen la de Pavoni con las copas!, parece que acaba de salir de un bazar en Turquía.

 

-------------------

VIGGO:

Con lo que cuesta -lo que nos costó- ganar una sola Copa, es absurda, casi insultante, esa foto del crack uruguayo. Para mí que el Rojo se llame Rey de Copas todo lo que quiera. Solo el Real Madrid ha hecho algo semejante al más alto nivel continental, logrando ganar cinco copas de Champions seguidas entre 1956 y 1960, durante la época de Di Stefano.

1975 fue el año más espectacular del Gringo -60 goles en 57 partidos, récord argentino. Combinaba con el Negro Ortiz de manera impecable. Fueron una dupla letal. Acá están en 2011:

 
 

Ortiz en 1974:

 

Linda foto del Gringo celebrando el campeonato de 1974 con Telch:

 

Esto salió en Clarín el año pasado, cuando se cumplían 42 años desde la hazaña:

https://www.clarin.com/deportes/futbol-internacional/hector-horacio-scotta-record-argentino-60-goles-1975_0_Hkd3XbemG.html

 
Con la camiseta de San Lorenzo
Héctor Horacio Scotta, el récord argentino: 60 goles en 1975
por Oscar Barnade
 
"Ese año me salieron todas", cuenta el Gringo 42 años después.
 
 
"Ese año me salieron todas", le dice a Clarín Héctor Horacio Scotta, quien sigue siendo el único jugador en el fútbol argentino en marcar 60 goles en un año. El Gringo los hizo con la camiseta de San Lorenzo en 1975. Con una particularidad, ese año el Ciclón no jugó Copa Libertadores y él tampoco fue convocado a la Selección. Es decir, que sus 60 gritos fueron entre el Metropolitano y el Nacional, los torneos principales que se jugaban por esos años. Los 56 goles que acaba de alcanzar Harry Kane en el Tottenham incluyen partidos de la Premier League, la UEFA Champions, la FA Cup, las Eliminatorias para Rusia y amistosos internacionales. "Creo que si hubiera agarrado esas racha de competiciones diferentes, tal vez habría hecho más", confiesa el Gringo 42 años después de su hazaña personal.
 
Homenaje a Héctor Scotta en 2009.
 
La cosecha del Gringo Scotta comenzó el 16 de febrero de 1975, en la primera fecha del Metroplitano. En Floresta, San Lorenzo igualó 2-2 con All Boys. A los 43 minutos, el Gringo, de cabeza, marcó el primero. En la parte final, a los 6 minutos, anotó el 2-1 transitorio. Como curiosidad, ese mismo día su hermano, Néstor, hizo tres goles el empate ante Banfield 4-4. Tras la consagración de River como campeón del fútbol argentino después de 18 años, Scotta festejó su marca individual como máximo artillero del torneo: 32 goles en 37 partidos, con este detalle: 15 de jugada, 9 de cabeza, 5 de penal y 3 de tiro libre. En el torneo San Lorenzo finalizó undécimo entre 20 equipos y anotó 56 goles, es decir que Scotta hizo el 57 % de los goles del equipo.
 
Unos meses después, Scotta volvió a salir goleador. En el Nacional San Lorenzo finalizó tercero en la ronda final detrás de River y Estudiantes. El equipo hizo 52 goles y 28 fueron de Scotta (el 54 %). De los 28 gritos en 20 encuentros, el Gringo anotó 17 de jugada (uno de chilena) 3 de cabeza, 4 de penal y 4 de tiro libre. Los últimos dos goles los marcó en la cancha de Huracán, el 28 de diciembre, en la victoria por 3-0 a Gimnasia de Jujuy (uno de jugada y el otro de tiro libre). Así completó 60 goles en 57 partidos, con un promedio de gol de 1,05, el mismo que sostuvo Harry Kane este año. En promedio, el mejor registro en el fútbol argentino lo tiene el paraguayo Arsenio Erico, quien anotó 47 goles en 34 encuentros en 1937.
 
"Siempre reconozco la ayuda del Negro Oscar Ortiz, quien era un puntero izquierdo extraordinario. Era rápido, habilidoso, desbordaba y yo estaba ahí, simplemente para meterla", reconoce Scotta. De los 60 goles que hizo en 1975, destaca dos: "Uno que le hice a Chacarita, en el viejo Gasómetro, desde la mitad de la cancha. El otro, en el Nacional, en el 5-1 a Argentinos, de chilena". Y enfatiza: "Para los goleadores, todos los goles son buenos".
 
Al año siguiente, Héctor Scotta fue convocado por César Luis Menotti a la Selección. Y mantuvo su capacidad goleadora: 5 goles en 7 partidos. Fue su única experiencia en el equipo nacional.

 

-------------------

MARTÍN:

Buenísimo este documento.

 

-------------------

VIGGO:

También encontré esto sobre el Gringo en un blog español que se llama sinborceguiesnohayfutbol.blogspot.com.es:

http://sinborceguiesnohayfutbol.blogspot.com.es/2015/05/hector-scotta-el-gringo-de-disparo.html

 
Héctor Scotta "El gringo de disparo terrorífico"
 
Uno de los futbolistas que más duro le ha pegado al cuero en la historia del balompié. Procedente de una familia muy futbolera al jugar su padre en Colón de San Justo y su hermano Néstor en River Plate o Racing , desarrolló su carrera entre Argentina, Brasil y España. Nacido el 27 de septiembre de 1950 en San Justo, una ciudad de la provincia de Santa Fe (Argentina), se desempeñaba como delantero. A su chut demoledor hay que añadir otras virtudes como la astucia, la perseverancia, el olfato goleador y su eficacia rematadora con las que se convirtió en un artillero difícil de detener para las zagas rivales. En su país se le conoció con el apodo de El Gringo.
 
Con la camiseta del Sevilla F.C.
 
Sus inicios tuvieron lugar en Unión de Santa Fe, debutando en la Primera División de su país con apenas 20 años recién cumplidos. En el club azulgrana sólo se mantuvo una campaña en la que logra 9 dianas en 23 encuentros. San Lorenzo le había echado el ojo y le contrató para que se pusiese a las órdenes del técnico Rogelio Domínguez.
 
Al principio jugaba en el mediocampo pero el exportero del Real Madrid le sitúo en la posición donde destacaría, puntero derecho. Sus primeros meses no fueron fáciles y no era un fijo de las alineaciones en un plantel con grandes alternativas. Sin embargo la llegada del Toto Lorenzo en 1972 al banquillo cuervo le otorgó la confianza necesitada y los goles comenzaron a producirse. Vivía un enorme momento hasta que se lesionó. Fractura de tibia en una pierna y no había garantías de que pudiese volver a jugar. Mientras tanto San Lorenzo se hizo con los triunfos en el Metropolitano y el Nacional al superar a Racing y River Plate respectivamente.
 
Scotta trabajó mucho durante meses y finalmente regresó a la práctica activa del balompié. Retornó con más moral y fuerza y eso se notó en el césped. En el año 1974 fue uno de los hombres clave junto a Olguín, Oscar Ortiz, Rubén Glaría o Victorio Cocco para que San Lorenzo de nuevo volviese a conquistar el Torneo Nacional. Pero fue en 1975 cuando explotó deportivamente hablando. La temporada a nivel general de los azulgrana fue mediocre al figurar en mitad de la tabla pero El Gringo se proclamó mejor artillero del Nacional con 28 dianas y del Metropolitano con 32. En total 60 tantos que le auparon al primer puesto de goleadores en su país, en Sudamérica y en el mundo aquel curso. Además fue premiado con la Olimpia de Plata e inmediatamente después abandonó San Lorenzo con destino Gremio de Porto Alegre tras alcanzar unas cifras con la zamarra del Ciclón de 140 goles en 226 partidos.
 
En la entidad tricolor tuvo como compañeros de vestuario a Agustín Cejas, Beto Fuscão, Neca o Zequinha pero no acabó de adaptarse. Mostró su idilio con el gol y en su palmarés se incluye el Campeonato Gaucho pero en el verano de 1976 el Sevilla de  se interesó por sus servicios para cubrir la baja de Biri-Biri y junto a otro argentino de nombre Brizzola lo contrató tras desembolsar 25 millones de pesetas.
 
Rápidamente se hizo con un puesto en el once de Carriega y en la temporada de su estreno fue el máximo goleador liguero de los hispalenses con 12 tantos. En su debut en el Sánchez Pizjuán falló un penalti pero la semana siguiente nadie recordaba ese error al marcar el tanto del triunfo en el derbi ante el Real Betis. Una de sus especialidades eran los tiros libres con los que se hace muy popular en la Liga española. Jugadores como Asensi del F.C. Barcelona o José Ángel Rojo del Racing de Santander lo sufren en sus carnes al recibir pelotazos del argentino que los dejan sin sentido. Y la grada para regocijo anunciaba sus disparos con un "Sssihs, sssihs, que viene, que viene".
 
En el mercado estival de 1977 el gambiano Biri-Biri se enfunda de nuevo la elástica sevillista y ambos comparten espacio en el terreno de juego. El Sevilla de los Pablo Blanco, Gallego o Montero lucha por los puestos de la Copa de la UEFA pero finalmente se queda a cinco puntos de lograrlo. Scotta brilla en el aspecto goleador y supera sus registros del año anterior al alcanzar los 16 tantos ligueros.
 
La campaña venidera sin embargo su producción baja hasta las 9 dianas y el equipo se conforma con un undécimo lugar en la competición doméstica. Es un curso en el que recibe con los brazos abiertos a su compatriota Bertoni, un delantero de gran potencia y habilidad. La trayectoria de El Gringo en la entidad andaluza termina la temporada siguiente de 1979-1980. Scotta iguala las 16 dianas de hace dos cursos y empata a goles con Bertoni, aunque cuatro de ellas las consigue en una memorable jornada dos ante el Burgos en el coliseo sevillano. Pero su final no deja muy buen sabor de boca al realizar un corte de mangas a su afición que le cuesta un partido de sanción y al marcharse sin permiso de un entrenamiento tras insultar al técnico Carriega.
 
Es traspasado a Ferro Carril Oeste por 13 millones permaneciendo el curso de 1980 y luego vuelve a San Lorenzo en una segunda etapa. Este período es efímero y en 1982 es Boca quien llama a su puerta. Con el cuadro xeneize encara el Metropolitano y la Copa Libertadores y en su primer partido marca a los 41 segundos en el empate frente a Rosario Central. Unos días después tiene el mismo éxito en La Bombonera ante Estudiantes pero ahí acabó su racha. Negado ante el gol fue relegado al banquillo y su ciclo en Boca concluyó unos meses después.
 
Los siguientes años Scotta no encuentra la estabilidad y se convierte en un trotamundos. Juega en Deportivo Armenio en el consigue unas grandes cifras goleadores y en 1985 viste la camiseta de All Boys, donde coincide por ejemplo con Nésto Fabbri u Horacio Insaurralde. En 1986 acepta una oferta de Nueva Chicago y aquel curso sale casi a una media de un gol por choque, llegando a completar unas cifras de 18 partidos y 14 dianas. También tiene experiencias en Club El Porvenir, Estudiantes de Buenos Aires, Villa Dálmine y San Miguel en Primera B hasta que cuelga las botas en 1988 con 38 años.

 

San Lorenzo 1974
 
Sevilla 1978-1979
 
All Boys 1985
 
Boca Juniors 1982
 
Con la Selección argentina únicamente disputó siete encuentros en los que logró cinco dianas, debido a la gran competencia existente en su demarcación en aquella época. Debutó en la Copa Atlántico de 1976 en la que jugó cinco de los seis partidos que tuvo en su calendario la albiceleste. En la primera jornada el 26 de febrero en Asunción brilló en su estreno al lograr un hat-trick en el triunfo ante Paraguay por 2-3. A continuación fue de la partida en el choque frente a Brasil en el Monumental donde la verde-amarela ganó por 1-2 y en la tercera jornada volvió a marcar, en esta ocasión un tanto en la victoria contra Uruguay, en un duelo que también sirvió como encuentro de ida de la Copa Lipton y la Copa Newton.
 
A finales de abril Paraguay les devolvió la visita y sacó un punto del estadio José Amalfitani en una noche en la que El Gringo compartió selección con Kempes, Houseman, Bochini o Ardiles. Posteriormente no estuvo en el once de Menotti en Maracaná pero sí tuvo minutos en la segunda mitad ante La Celeste en Montevideo, donde Argentina se impuso por 0-3 y confirmó su segunda posición en la clasificación final del torneo. Ese día 9 de junio de 1976 supuso su despedida para siempre del combinado albiceleste.
 
Además en medio de la disputa de la Copa Atlántico el delantero santafesino participó en dos duelos amistosos. Argentina hizo una gira por Europa del Este y primero doblegó a la Polonia de Gorski con una diana de Scotta y en segundo lugar cayó frente a Hungría en el Népstadion de Budapest.
 
En su vida posterior al fútbol ha sido colaborador de Antonio Labonia en la Dirección de Deportes de Malvinas Argentina, donde ha ayudado a chicos jóvenes a salir de la calle y dejar las drogas.
 
En el estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla en una zona del Gol Norte existe la Curva Scotta en su honor.
 

 

-------------------

MARTÍN:

¡Qué casacas!:

 
 

-------------------

VIGGO:

De piqué. Con el Gringo Scotta al inicio de su viaje con San Lorenzo. Yo tengo una remera de piqué de la época inicial de los Matadores, la 2 de Oscar Calics. Jugó para el CASLA de 1966 a 1970. Lo convocaron para la Selección que fue al Mundial de 1966. Fue campeón invicto en 1968, miembro de ese equipo inigualable, Los Matadores.

Al hijo de una amiga nuestra en Barcelona le regalé una remera del Ciclón para su cumple. Ayer, en vez de ponerse algo amarillo para la manifestación a favor de dejar libres a los que están presos por haber organizado y promovido el referéndum para la independencia de Catalunya y pidiendo la liberación de presos políticos, ¡se puso la azulgrana!:

 

 

-------------------

MARTÍN:

Que genio! Parece que le gustó. Dormirá con ella seguramente en breves. Cosas lindas que regala la vida. Yo también regalé a pendejos mis camisetas. Me quedé con tres nomás, que son las que más quiero. Hay que regalar a los pibes, y así vamos haciendo cada vez más hinchas.

 

-------------------

VIGGO:

En 2008 vinieron a casa (cuando yo vivía en un bosque en el noroeste de los EE.UU.) todos mis primos daneses y sus parejas e hijos para una reunión familiar. Pusimos carpas y bolsas de dormir por todos lados, hicimos asados, y jugamos al fútbol. En ese momento tenía una impresionante colección de remeras de San Lorenzo, de muchas épocas distintas. Les regalé casi todas a mis primos y a sus hijos; solo guardé las especiales, las muy viejas y las que estaban firmadas por jugadores del CASLA. Cuando voy a Dinamarca para visitara los primos salen las camisetas.

 

-------------------

MARTÍN:

Que lindo eso. Sabes qué hay una camiseta que busco desde hace años. Es la de San Lorenzo de 1959. Toda de piqué, manga corta. En el documental de Catamarca un señor que vivía en Santa Teresita la tenía. Es sin dudas hermosa y una joya.

 

-------------------

VIGGO:

Esas de 1959 eran de franjas anchas azulgranas, tonos bastante oscuros, y con solapas azules, ¿no? A veces tenían el escudo, y a veces no. La de Calics la tengo en el armario en Madrid. Cuando vuelva dentro de una semana la fotografío y te mando la imagen.

 

-------------------

MARTÍN:

Sí, a veces tenían el CASLA, otras no. No había marcas ni publicidad; me encantan sin eso que las mancha.

 

-------------------

VIGGO:

Sí, así las recuerdo de mi infancia, hasta irnos los tres hermanos con nuestra madre en 1970. Sin publicidad. Limpias y bellas.

Estuve en Toronto para adjudicar un premio. Fue la primera vez que acepté formar parte de un jurado. Siempre había evitado ser miembro de jurados en festivales de cine o para premios de fotografía, poesía o pintura porque no me gusta pensar en el arte como una competición. Si veo una buena actuación o una linda exposición, sueño con crear algo que pueda estar a ese nivel, pero no algo "mejor". Si te nominan para un premio o te lo dan, genial. No quiere decir que sos el mejor. Entendés que hay otros artistas que merecían ser nominados o premiados, pero que no pudo ser. Siempre pasa eso. Es un casino lo de los premios. Pero, como el Premio Glenn Gould no parecía ser una competición (no se divulgan los nombres de los nominados por el público -cada uno con un ensayo que explica las razones por la recomendación), y el reconocimiento final se entrega en nombre de un gran artista, el pianista Glenn Gould, acepté ser jefe del jurado. Los 8 miembros, 4 mujeres y 4 hombres, eran todos unos capos artísticos, así que aprendí un montón. Fue raro, eso sí, tener que vigilarlos e intentar guiarlos un poco. Como si fuera el D.T. de un equipo de cracks mundiales. "¿Qué hago yo acá con estos monstruos?", me preguntaba. Y los nominados para ese premio, que no podemos nombrar, eran todos fuera de serie. Tremendos músicos, compositores, escritores, artistas plásticos, directores de cine y teatro, de todo. Aprendí y me divertí. Elegimos a Jessye Norman, una grandísima soprano con una larga y excelente carrera, un ejemplo de que cualquier persona, sin importar sus orígenes, puede llegar a ser una gran artista que conmueve al público, da esperanza y cambia su medio artístico.

 
 

Es la primera vez que se elige una mujer para este premio. Me gustaron nuestras discusiones, pero estoy un poco frito. Ahora volví al otro lado de la frontera, a la casa de mi madre, a orillas del Río San Lorenzo. No la hemos podido vender, y tengo que arreglar cosas de calefacción y de canillas, un techo que gotea y los papeleos que quedaron sin terminar después de su muerte. Lo mismo para mi viejo, que se fue el año pasado. Está nevando acá, y hay un viento feroz. Increíble esto, ya casi un mes después del comienzo oficial de la primavera. El que niega el cambio climático y sus consecuencias es un pelotudo peligroso. Voy a usar estos días para poner orden en la casa y, mientras siga la furia del invierno que no quiere dar el relevo, escribir y leer.

 

-------------------

MARTÍN:

Jessye Norman, la estoy escuchando. ¡Tremenda! Estoy para escuchar un concierto de ella mientras veo a San Lorenzo. ¡Drama puro! Genial que la eligieran en el premio.

Aprovechá para escribir y leer y poner en orden las cosas que dejaron tus padres. Seguro se moverán muchas cosas en tu interior con eso. Descansa y aprovecha para hacer lo que te gusta si el viento te deja.

Mira esto de Lorenzo Ferro, 11 años:

 
 

-------------------

VIGGO:

Maravilloso -¿dónde encontraste eso?

 

-------------------

MARTÍN:

Me lo mandaron dos amigos, Omar Pascale y Marcelo Culotta.

Hermoso.

 

-------------------

VIGGO:

A Marcelo lo conozco. Cuervo de ley.

 

-------------------

MARTÍN:

Aguerrido luchador por la Vuelta. Buen tipo.

 

-------------------

VIGGO:

De la Subcomisión del Hincha.

 

-------------------

MARTÍN:

¿Quién será este hombre?:

 
 

-------------------

VIGGO:

Es el actor inglés Peter Sellers, de vacaciones en Boedo durante una pausa en el rodaje de "Dr. Strangelove" ("Dr. Insólito o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba" -en España "¿Teléfono rojo? volamos hacia Moscú"), de Stanley Kubrick. Estoy totalmente seguro.

 

-------------------

MARTÍN:

Jajaja genial.

Ganamos recién, mejoró el equipo. Intenso, corrieron un montón. Senesi, Díaz, Gudiño y da Motta todos muy bien. El Ciclón se levantó después de un domingo fatídico.

 
 

-------------------

VIGGO:

De las cenizas. Otra vez. Estamos como Jake La Motta, el "Toro Salvaje", golpeados, mareados, pero con la frente alta y los pies firmes, plantados en la lona. ¿Cuántas trompadas podemos aguantar y seguir peleando? Todas.

 
 

Peter Sellers seguro que era un Cuervo insoportable. Irse de Londres durante un rodaje por un solo día en 1963 para ver el Nuevo Gasómetro -¡INCREÍBLE! Hincha a muerte. Ni pudo ver un partido porque ese día jugábamos de visitante. Seguro que siguió con mucho interés a los Carasucias y después a los Matadores. ¿Habrá leído este cómic? -quizá algún hincha bilingüe de San Lorenzo le tradujo el texto:

 

 

"Ganando o empatando a lo campeón", como dice sobre el último dibujo, de Telch defendiendo a lo bestia. ¿Viste? Es lo que hay que hacer. Como lo hace el Manchester City de Guardiola.

 

-------------------

MARTÍN:

Ojalá volvamos a ese nivel.

Las remeras que usamos para el corto "Boedo 2108", de los Matadores de 1968, y del CASLA de 1974 y 1983:

 
 

-------------------

VIGGO:

Buenísimo ese corto que hicieron, con un paisaje parecido al de la peli "La carretera". Colgamos ese corte en una columna de Sobrevuelos, ¿te acordás?

 

-------------------

MARTÍN:

Sí. Fue lindo eso.

Murales en el Oratorio:

 
 
 
 

-------------------

VIGGO:

Hermoso trabajo. Vamos juntos a tomar unos mates ahí cuando vuelva A Buenos Aires.

 

-------------------

MARTÍN:

Sin falta. Mándame una foto de esa remera que tenés de Calics.

 

-------------------

VIGGO:

Esta es:

 
 

-------------------

MARTÍN:

¡¡¡Que hermosa casaca!!! ¡Sos un hombre de palabra!

 

-------------------

VIGGO:

Calics, tercero desde la derecha, al lado del Bambino, en 1968:

 
 

¿Conocés al actor y director de teatro argentino Fernando Rubio? Es amigo de Ariadna, y ayer vino a cenar. Tenía una función anoche, y hoy volvió a Buenos Aires. Es reCuervo. Yo no lo sabía, y nunca lo había conocido. Ari trabajó con él en una película hace unos años. Lo vio de nuevo anteayer cuando se enteró que Fernando presentaba la obra "El tiempo entre nosotros", con el actor Juan Loriente. Acá están en el "habitáculo" de la performance:

 

 

Ari le contó que teníamos un cacho de tablón del Viejo Gasómetro en casa, así que la sacamos para conmemorar el encuentro.

 
 

-------------------

MARTÍN:

Sí, vi una peli de él, "Judios en el espacio". ¡Que grande que es ser Cuervo! La familia crece y se junta. ¡Espectacular encuentro! El tablón une.

 

-------------------

VIGGO:

 

-------------------

MARTÍN:

¡Jaaaaa, si se comieron parte van a reencarnar en árboles!

 

-------------------

VIGGO:

Eso, en quebrachos viejos.

¿Viste la iglesia de los tablones?:

http://mundoazulgrana.com.ar/sanlorenzo/noticias/16294/el_gasometro_vive_en_merlo.html

 

-------------------

MARTÍN:

Sí, la vi. Esos tablones son parte de una historia llena de vivencias, ¡esa iglesia es un organismo vivo, que vibra!

Escuché que son de lapacho paraguayo los tablones. Pero habría que investigar.

 

-------------------

VIGGO:

Pensaba que eran de quebracho. De Chaco, quizás. La vieja cancha de Ferro tenía tablones de quebracho. Habían venido de Boca. Mira esta foto, que muestra la pintura azul y amarilla que había debajo la verde:

 
 

https://es.wikipedia.org/wiki/Schinopsis_lorentzii

 
 

-------------------

MARTÍN:

Estupendo documento, esa foto de los tablones de Ferro y Boca. De San Lorenzo, más precisamente de la tribuna visitante, habían muchos tablones después de la demolición. Hoy están en varios lugares. Te voy a pasar un videito de gente que tiene algunos tesoros guardados, y un montón en un sitio que algunos hinchas quieren recuperar, pero que el dueño de ellos no quiere soltar.

 

-------------------

VIGGO:

Si fuera hoy y queríamos tablones, habría que hacer la cancha de curupay. Aunque daría mucha pena y dolor matar tantos árboles preciosos. Cemento nomás.

https://es.wikipedia.org/wiki/Anadenanthera_colubrina

 
 

-------------------

MARTÍN:

Ahí le voy a preguntar a Pablo Calvo que seguro sabe. Las dos son maderas fuertísimas. Y, sí, hagámoslo de cemento ecológico y que vuelvan las mariposas a Boedo por las plantas y árboles que rodearán el nuevo estadio.

Todas estas cosas se iban a rematar, muchos de los tablones del Gasómetro que quedan. El remate logró suspenderse por el accionar de la Peña de Chascomus "Colorado Gauna". El club se comprometió a recuperarlas en el 2016, pero seguimos esperando:

https://m.youtube.com/watch?v=qelcIUUdJD8

 

-------------------

VIGGO:

Lindo ese video, con el galpón lleno de tablones y viejos palcos de San Lorenzo. Para los Cuervos que no han visto el corto "Boedo 2108" que hicieron ustedes, ahí va:

https://www.youtube.com/watch?v=INtQfTGpk34

Y Calvo mismo, predicando sobre el Viejo Gasómetro:

https://www.clarin.com/opinion/gasometro-madera-sagrada_0_Ny73ig8--.html

Acá la vieja noticia de la inauguración de nuestro templo que me enviaste hace rato:

 

 

En el Gasómetro cabían 75,000 personas. Fue el estadio más grande de la Argentina hasta la inauguración del Cilindro de Racing en 1950, para 100,000 espectadores. En los '90 pusieron plateas en el Cilindro, reduciendo su capacidad a 66,000.

 

-------------------

MARTÍN:

Es así, Cuervo. Cómo me hubiese gustado conocer el templo de Boedo. Soy del '76 y no lo pude conocer ...¡espero poder disfrutar el nuevo Viejo Gasómetro!

Pablo Calvo: "Lapacho. Del Norte argentino. Inquebrantable. Nadie me lo quería cortar. Tuve que ir a una carpintería industrial y el tipo me hizo prometer que si se rompía la sierra, se la tenía que pagar."

Mirá esta foto del Gasómetro con lluvia:

 
 

-------------------

VIGGO:

Mira vos -lapacho. Quizá vino de Salta la madera entonces. Madera dura, noble. Sería lindo saber exactamente quien cortó los árboles para nuestros tablones, y dónde. Por favor dale las gracias a Pablo por la información. Es hermosa la imagen de los hinchas con paraguas -los Cuervos aguantan todo.

https://es.wikipedia.org/wiki/Handroanthus_impetiginosus

Un lapacho en Salta:

 
 

No vi esa película, "Judios en el espacio". ¿Te gustó?

 

-------------------

MARTÍN:

Sí, hace tiempo que la vi. Ahora que me contaste eso me dan ganas de ver más pelis del Cuervo Fernando y ver su obra en el teatro.

Me envió esta foto Pablo:

 
 

-------------------

VIGGO:

Genial. Yo no me atrevería a pintarlo, pero los colores son lindos... Quizá los de Pablo son cachos de platea, pintados originalmente.

Voy a empezar a sentarme sobre el tablón del Viejo Gasómetro que me regalaron los Matadores para ver todos los partidos de San Lorenzo. Y cuando se inaugure el nuevo estadio en Boedo también lo voy a llevar a la cancha. Así voy a ver los partidos de San Lorenzo que me quedan en esta vida.

 

-------------------

MARTÍN:

Primero, te quedan miles de partidos, así que mejor pensa en un almohadón, jaaa! Pero linda imagen la tuya viendo el partido en el tablón!

 

-------------------

VIGGO:

No, en serio, creo que es lo mejor. En casa cada partido con el tablón, y fuera de casa lo tendré que llevar como reliquia y peso extra, equipaje de mano. Me haría recordar lo que somos todo el rato durante cada partido, y lo que hay que aguantar como Cuervo.

Esta remera me la regalaron hace años -¿de quién y cuándo será? ¿Es la que buscás?:

 
 

-------------------

MARTÍN:

Qué enigma. Es de museo, bastante antigua... con el número cosido. ¡Increíble trapo, Viggo!

 

-------------------

VIGGO:

¿Lo sabría Pablo, te parece? Puede ser de los '50, no sé. Se parece a la que tenía yo de pibe, sin escudo.

 

-------------------

MARTÍN:

Me parece que puede ser de los '50. Tremenda. Yo de pibe tuve una parecida, pero con cuello redondo. Ahora le voy a preguntar a Pablo.

Acá dimos la vuelta; mi reciente vuelta al Gigante Arroyito a 23 años de cortar la sequía del glorioso CASLA:

 
 

-------------------

VIGGO:

¡Estabas ahí! 25 de junio, 1995. Habían pasado 21 años desde que no salía campeón San Lorenzo. Desde la época de Scotta, justamente. Anoche Ferando Rubio me contó que también estuvo ahí, celebrando con vos y tantos otros Cuervos, con Tinelli dando la vuelta de rodillas, con el Bambi y miles más llorando de la alegría. Fernando me dijo que se metió a abrazar a todos los Chinchas de San Lorenzo que podía, y perdió a sus amigos en el tumulto. Tardó cinco horas en encontrarlos.

 

-------------------

MARTÍN:

¡Genial! En este arco el Gallego metió el gol del campeonato:

 
 

-------------------

VIGGO:

¡Que momento este -y vos lo presenciaste!:

 
 

-------------------

MARTÍN:

Fue llanto abrazado a mi hermano Eduardo, una emoción contenida por muchos años, gritar ¡Campeón! Fui en muletas a ver el partido. Muy emociónate, mi primer título con 19 años.

Pablo Calvo sobre la piqué con el 11: "Qué colores más vivos. Y hermosos. Es difícil acertar, pero veo parecidas las del '67 y del '74, teniendo en cuenta el cuero del número. Pero no estoy seguro."

 

-------------------

VIGGO:

¡Gracias Martín, gracias Pablo! Da igual; es linda y es de San Lorenzo.

 

-------------------

MARTÍN:

Los Cutino antes de la Mercosur 2001:

 
 

-------------------

VIGGO:

¡Qué belleza esa foto!

Este es el equipo que necesitamos ahora mismo:

 
 

-------------------

MARTÍN:

Sanfilippo, Fischer y el Gringo juntos, mama mía. Acá Sanfilippo comprando un metro cuadrado:

 
 

-------------------

VIGGO:

Dando ejemplo el Nene, como siempre...

 

-------------------

MARTÍN:

Otras viejas glorias:

 
 

-------------------

VIGGO:

Son bellas las figuritas antiguas, sencillas, elegantes. Sería lindo si hicieran una serie "retro", así, en blanco y negro, con los jugadores de ahora.

 

-------------------

MARTÍN:

Raúl Martina. Este era un crack, decía mi abuelo. Mucha presencia. Foto coloreada, me encanta:

 
 

-------------------

VIGGO:

Lindísima la camiseta. Él salió campeón con Sanfilippo en 1959, gran equipo ese. Empezó con San Lorenzo en 1948.

El día que San Lorenzo le ganó a Huracan, en Boedo, 1959. Martina, primero de izquierda a derecha, con lñigo, Schiro, Reynoso y Carrillo:

 

-------------------

MARTÍN:

Hermosa foto. Está coloreada con esos tonos que le daban en la época a las fotos en blanco y negro.

 

-------------------

VIGGO:

Yo tengo una con mis dos hermanos a fines de los '60 en el Parque Colón, frente a la Casa Rosada. En ese entonces había un señor que las pintaba ahí. Una "Polaroid" en blanco y negro creo que es, pintada con colores intensos, con un pincelito, trabajo delicado. No sé donde está.

El domingo jugamos contra Patronato. A ganar. Y después sigue la Sudamericana. A ganar.

Mirá como iba Olguín, campeón con Scotta en San Lorenzo y con la Selección en 1978, con la remera piqué. El pantalón es tremendo:

 
 

-------------------

MARTÍN:

Tremenda la casaca y el pantalón bicolor.

 

-------------------

VIGGO:

La foto la encontré en una extensa entrevista con en El Gráfico, en 2014, donde habló del Gasómetro, de lo hermoso y lo feo del fútbol, de Menotti, Bilardo, Maradona, Messi, de entrenar a pibes, de todo:

http://www.elgrafico.com.ar/2014/08/11/C-5663-olguin-100x100-lo-que-se-les-da-a-los-campeones-del-mundo-es-una-vergenza.php

 

LAS ENTREVISTAS DE EL GRÁFICO

Olguín, 100x100: "Lo que se les da a los campeones del mundo es una vergüenza"

- por Diego Borinsky:

11/08/2014 -

 
LOS GESTOS y los conceptos claros, durante las dos horas y media de charla en un café en El Palomar.
 

 1 Duda existencial: ¿vos eras el alegre o el triste en el sketch de Mario Sapag? El alegre. Menotti, supuestamente, me ponía porque yo le contaba cuentos. Pernía era el triste, porque no le contaba nada y por eso no jugaba. Decir "Olguín es alegre" era una crítica, aunque pareciera lo contrario.

2 ¿La pasaste mal por ese chiste? A mí no me afectó, pero a mi hijo en el colegio sí. Lo cargaban los otros chicos a instancias de sus padres y venía llorando a casa. Todavía hoy muchos me saludan y están con la duda como vos, me siguen preguntando si yo era el alegre o el triste, porque la gente se acuerda de que era vapuleado por la crítica. Una vez lo hablé con Sapag, era un tipo bárbaro, ¿qué le iba a decir? ¿que no lo hiciera más? Si era su laburo...

3 Pero con los periodistas sí te agarraste feo. Un par de veces. Siempre éramos culpables los mismos y alguna vez se me salió la cadena y tuve cruces fuertes con periodistas.

4 Pasaron 36 años, ¿qué se siente ser campeón del mundo? Es algo que queda adentro y se lleva para siempre. El otro día me estaba mudando y me senté y me puse a ver cosas de ese tiempo, en general no lo hago, pero justo se dio y siempre encontrás algo. Es la nostalgia de todo lo que conseguimos, del esfuerzo que nos costó...

5 ¿Se sigue sintiendo emoción? Seeee, sobre todo en el interior del país, ahí la gente te ofrece un mayor reconocimiento, esa emoción no se pierde.

6 ¿Qué es de tu vida actual, Jorge? Trabajando. Tengo un centro de entrenamiento con chicos libres, de 14 años en adelante. Los entrenamos, los preparamos y los llevamos a diferentes clubes, algo parecido a lo que hacía Coqui Raffo con los libres.

7 ¿Con quién trabajás? Con mi hijo César, con dos profes y un entrenador de arqueros. Cada tanto voy al interior a ver chicos, tengo contactos que me organizan pruebas y a los que tienen condiciones los traigo y los preparo aquí. No les cobramos ni un peso para entrenar; si quedan en un club, arreglamos un convenio.

8 ¿César es por Menotti? Sí, nació en julio del 78, un mes después de salir campeones del mundo y quise honrar al entrenador que se la jugó por nosotros. César es el menor, fanático del fútbol, quiso ser jugador pero empezó tarde, entonces, hizo el curso y es director técnico. Gastón, mi hijo mayor, nada que ver: es analista de sistemas.

9 ¿Qué fue lo último que dirigiste? Alajuelense afuera y Villa Dálmine acá, en la C. Volví de Costa Rica en el 2004, me tomé unos meses para ver cómo venía la mano, pero se hacía difícil entrar, estaba medio borrado, y entonces arranqué como coordinador de deportes de la UOM (Unión Obrera Metalúrgica) y, después, a partir del contacto con una delegación de Campana, surgió lo de Dálmine.

10 ¿Por qué tuviste que ir a Costa Rica a dirigir? Porque fue lo que me ofrecieron. No sé si es poco o mucho para un campeón del mundo, a mí siempre me interesó trabajar, y cuando no te dan nada, valorás mucho lo que tenés.

11 ¿Qué hace un campeón del mundo dirigiendo en Primera C? (Piensa) Mucha gente no lo podía creer. Además, en mi caso, porque en Dálmine hacía de todo: coordinaba el fútbol, era el canchero, llevaba las pelotas... Qué sé yo, es trabajo, adoro el fútbol, toda mi vida pasó por el fútbol.

12 ¿Un campeón del mundo no debería tener otra posición? En algunos momentos pensaba que debería estar en tal o cual lado, y la verdad, para no enfermarme, prefiero no darme manija, estar bien y tratar de cumplir con mi trabajo lo mejor posible.

13 ¿Ves fútbol seguido? Sí, claro, y no me gusta lo que veo, salvo algunos equipos.

 
OLGUIN, hoy, a los 62 años, sin la melena de antaño. Entrena a chicos que recluta del interior.
 

14 ¿Por qué se juega mal? Uno puede perder de diferentes maneras, cuidándose o no, el cuento ese de que hay técnicos que te salvan porque son "sacapuntos" es eso: un cuento, porque de golpe te sale un Defensa y Justicia en una categoría difícil como el Nacional B y gana jugando por abajo y al ataque. Me gusta el convencimiento de Diego Cocca para hacerlo jugar así. Veo fútbol de todo el mundo y los que realmente hacen la diferencia son los equipos que juegan bien al fútbol.

15 Fuiste un defensor técnico, ¿por qué se perdió la técnica? Porque se trabaja muy mal en inferiores. La prioridad de muchos coordinadores es sacar resultados y no formar chicos.

16 ¿Qué hacés vos para mejorar la técnica de los chicos que reclutás del interior? Una es trabajar mucho con los reducidos, algo que lo empezamos con Menotti, el clásico loco que hoy se utiliza en todo el mundo. Guardiola lo usa mucho. Hay jugadores que se paran mal para recibir, de espaldas, no ven si viene atrás un contrario, no reciben para salir rápido, entonces, eso se trabaja. En muchos equipos de Primera veo defectos conceptuales terribles, sobre todo en la defensa, donde he jugado.

17 ¿Por qué salen tan pocos marcadores de punta en el fútbol argentino? En un momento se impuso la moda de defender con tres y eso se copió en las inferiores para sacar resultados. Entonces, los marcadores de punta pasaron a ser carrileros, y los carrileros van para arriba y no saben marcar, y les cuesta cerrar, y así esos conceptos se fueron perdiendo.

18 Es fundamental el mensaje del técnico, ¿no? Lo mío era muy especial (risas), tenía bastantes problemas con los técnicos, porque siempre quería salir jugando. Te imaginás que el Toto Lorenzo, cuando intentaba salir jugando, lo primero que hacía era putearme y gritarme "Tirala para arriba". Le hacía caso a medias, porque yo sentía salir jugando, es una de las cosas que el Flaco (Menotti) me respetó a muerte. Y eso es algo que se ve hoy: el marcador de punta pierde la técnica, pierde la salida, lo mismo que hay pocos defensores centrales que van al medio para insertarse en el juego. Se quedan atrás y no se complican, quizás porque no están convencidos ellos mismos y entonces obedecen sin protestar lo que les dice el técnico.

19 ¿Zubeldía también te pedía como Lorenzo que la revolees? No, no. Zubeldía era otra cosa. Lorenzo me pedía eso, Bilardo también.

20 "Un dos mudo y que no pega no puede jugar al fútbol", afirmó el Pipa Higuain. ¿Coincidís? Si sos central, mudo no podés ser, en eso coincido, pero en lo otro, para nada. Recuerdo que cuando llegué a Argentinos le pedí al Flaco Schiavi que intentara salir jugando. "Pero si yo no puedo gambetear un cono", me dijo. "Sólo le estoy diciendo que pare la pelota y se la dé a un compañero", le contesté, porque él rechazaba todo lo que venía o la tiraba para arriba. Eso le sirvió y aprendió muchísimo. Es más, al poco tiempo fuimos a unas prácticas de la Selección y Passarella estaba sorprendido. "¿De dónde sacaste a ese flaco forzudo que te mata? ¡No lo podés pasar!", me preguntaba. Agarró confianza y un nivel impresionante.

21 O sea que es un mito que el central debe pegar patadas... Es mentira. Habrá algunos más recios que otros, pero si vos los empezás a trabajar para que salgan jugando, lo van a hacer. En Costa Rica tenía un uruguayo que se llamaba Tiscornia. Le pegaba a todo lo que pasaba, un día le empecé a insistir con que saliera jugando, hasta que un día tiró un caño y no lo podía creer ni él. Se dio cuenta de que si cortaba y la revoleaba era lo mismo que nada, porque la pelota volvía al rival.

22 ¿Cuál es la principal falencia del defensor actual? No entiendo por qué abrazan en el área. Yo fui con Argentinos a jugar contra la Juventus, y el delantero de ellos era un gigante, le llegábamos a la mitad del cuerpo, pero con el Chivo (Pavoni) no lo agarrábamos, cuando iba a saltar lo tocábamos y listo. Otra falencia que veo es que van mucho más al cuerpo que a la pelota, se paran mal para marcar, se perfilan mal y un delantero te tira un pelotazo de 50 metros y te gana la espalda. Eso no puede pasar.

23 Metiste muchos goles de tiro libre, ¿cuál era la clave? Quedarme a practicar después de hora, no hay otra. Una de mis virtudes era pegarle bien a la pelota, eso se trae, pero también me quedaba mucho pateando a los arqueros. En la Selección, nos quedábamos con Diego, por ejemplo. Diego también mejoraba mucho con la práctica, Acá no hay secretos.

24 ¿De quién eras hincha de pibe? Era de Racing y me gustaba Perfumo. Mi familia era de River, pero el marido de mi hermana era de Racing, y me contagió. Igual, siempre le hice muchos goles a Racing. Mi hijo Gastón es de Racing y César, de River. Se hizo fana. Recuerdo cuando con Argentinos le ganamos 2-0 a River por la Libertadores 86, él fue al Monumental, y estaba tan enojado que no se quería subir al auto.

25 ¿Por qué de Dolores te fuiste a vivir a Mar del Plata y no a Buenos Aires? Yo no decidí, apenas tenía 2 años. Supongo que fue porque a mi viejo le habrá salido el laburo allá: era policía, estuvo muchos años de guardicárcel en Dolores y después siguió como policía en Mar del Plata. Ahora me está llamando el intendente de Dolores porque quiere hacerme un homenaje.

 
ESTUVO muy cerca de jugar en River y hasta se puso la camiseta.
 

26 ¿Cómo empezaste en el fútbol? Tenía 13 años y fui a ver un partido de la primera de Alvarado, donde jugaba mi hermano. De golpe les faltaba un jugador, el 4, yo era delantero en la quinta de Alvarado. Mi hermano avisó que estaba yo y me hicieron jugar. Le gusté al técnico y después de ese partido me pidió que fuera a entrenar con ellos. Así empecé en la primera de Alvarado, porque faltaba un 4 y yo estaba ahí (risas). Después, todos criticaban a Menotti porque supuestamente me había improvisado de 4, pero yo jugué de 4 en Alvarado y me probé de 4 en San Lorenzo, conocía el puesto.

27 ¿Cómo llegaste a San Lorenzo? Jugué ese año en Alvarado con 14 años, me convocaron a la Selección de Mar del Plata y participé de un cuadrangular con San Lorenzo, Quilmes y Rosario Central. Anduve bien y los tres equipos me pidieron para ir a una prueba, elegí San Lorenzo porque me gustaba más. Acá me vio Duchini, un fenómeno, y me dejó.

28 ¿Dónde te instalaste a vivir? Fui a la pensión del club, en Balvastro y Centenera, a 7 cuadras del Viejo Gasómetro: iba caminando directo a la entrada principal. Yo era el más chiquito de todos en la pensión, estaba con el Sapo (Villar) y con Victorio (Cocco).

29 ¿Qué recordás del Viejo Gasómetro? Era mi casa, vivía más ahí que en la pensión. Me la pasaba todo el día jugando a la pelota con los de la hinchada y también con chicos de Huracán, convivíamos totalmente, no había los problemas de ahora. La desaparición del Gasómetro fue un golpe duro para mí, ya me había ido a Independiente, pero estaba atado a una linda etapa de mi vida, fueron 13 años en el club, la base sobre la que me formé.

30 ¿Cuál de los tres títulos que ganaste con San Lorenzo disfrutaste más? El del 74, con Zubeldía, porque se armó con mucho sacrificio. Lorenzo se fue en el 73 y vendieron a medio equipo. A mí me querían dar a San Lorenzo de Mar del Plata, pero Zubeldía me dio la oportunidad y me gané el puesto jugando de 3.

31 Contá alguna de Lorenzo. Estábamos concentrados con San Lorenzo para jugar la Copa y el primer plato era sopa. No quería tomar sopa, le digo al mozo, y desde la otra mesa me ve y me grita que tome la sopa. "Maestro, la verdad que no tengo ganas", le retruco. Todo a unos metros de distancia. "Si no toma sopa, se va", insistió. Pensé que me lo decía en joda, así que no tomé, y enseguida se paró y me ordenó que fuera a buscar el bolso y me retirara. Me echó. Tenía esas cosas Lorenzo.

32 Y alguna positiva... Era un vivo, aprovechaba todo. Un gran estratega. Y también un precursor con el tema de empezar a entrenar más, le daba otra dinámica al equipo.

33 ¿Con Zubeldía cómo te llevabas? Un tipo excepcional, de hecho él me recomendó a Menotti para la Selección. El Flaco le preguntaba a algunos entrenadores qué jugadores tenían proyección internacional y Zubeldía me había puesto a mí en esa lista.

34 Pero Zubeldía fue el padre de los alfileres y el antifútbol, ¿o no? No, nada que ver. De hecho, tuve muchas discusiones con el Flaco por ese tema, le explicaba que no era un ventajero como se decía. Yo estuve varias veces con Aguirre Suárez y te pegaba en la nuca, pero te pegaba porque te quería pegar, no porque lo mandara Zubeldía. El quería que el equipo jugara. Hablando con mucha gente de aquella época, estaban de acuerdo en que los que iniciaron estas cosas fueron los jugadores. El Flaco decía que los mandaba Zubeldía y yo te puedo asegurar que no, porque lo tuve como entrenador. Era un tipo excepcional, te dabas cuenta por la forma en que trataba a los jugadores.

35 ¿Grondona ya mostró su muñeca en el 79, cuando destrabó tu conflicto con San Lorenzo y te llevó a Independiente? Yo le había hecho juicio a San Lorenzo por falta de pago, ya era campeón del mundo. Era titular en la Selección, había una gira y Menotti me avisó que no iba a llamarme porque no tenía club. Grondona me citó en la AFA y me dijo que dejara el juicio, que él solucionaría el tema de la plata y que le interesaría que fuera a Independiente. Que si mantenía el juicio y seguía en el club, no iba a jugar en la Selección. Le hice caso y terminé en el Rojo.

36 ¿Por qué te fuiste de Independiente, si te fue bien y saliste campeón? Cuando agarra Pastoriza, pide una reunión y avisa que no quiere más a Morete en el plantel. A mí no me dijo nada, pero aunque hacía una gran dupla con Villaverde, él quería meter a Trossero porque eran amigos, se conocían de antes. Ibamos a ir a River, nos juntamos con Santilli y nos dijo que nos iba a llamar el tesorero para firmar, pero no nos llamaron nunca y terminamos en Argentinos, donde viví mi mejor etapa.

 
CON SU CARACTERISTICA melena, jugando como 3, donde lo ubicó Zubeldía. También fue central y marcador de punta derecho.
 

37 En el Rojo también tuviste problemas con Nito Veiga. Yo empecé jugando el campeonato porque Trossero estaba suspendido. Anduvimos muy bien con Villaverde y cuando vuelve Trossero, en vez de decirle que no iba a jugar, Veiga repartió las pecheras y le dio la de los suplentes. Trossero empezó a correrlo y a insultarlo, los periodistas que miraban no lo podían creer. "Sos un hijo de puta, a mí no me podés dejar de suplente", le gritaba. La práctica no empezaba porque lo corría y puteaba. Nito Veiga no hablaba, y, como me daba vergüenza, agarré y le di la pechera mía a Trossero. "Tomá, jugá vos", le dije. Y el tipo agarró la pechera y se la puso y yo jugué para los suplentes. Insólito, pero pasó así.

38 ¿Aquel Argentinos de lujo (84-86) demostró que se puede ganar la Libertadores jugando bien? Seeeee. Apretadas en el exterior hubo siempre, eso no es nuevo, pero los de afuera no juegan. En la final con el América, allá nos tiraban bolitas de acero con gomeras, pum, pum, cuando salíamos a la cancha, pero nosotros estábamos tan convencidos de a qué queríamos jugar que no nos importaba nada.

39 Ganaste la Copa con el equipo menos pensado... Sí, claro, y lo disfruté de una manera muy especial. Fueron los últimos años de mi carrera y en los que realicé lo que sentía a pleno: jugué en el puesto que a mí me gustaba, de central, y al fútbol que yo sentía. Anduve tan bien en Argentinos que un integrante del cuerpo técnico de Bilardo me llamó para que fuera a la Selección. Atendió mi mujer porque no estaba en casa. Y no existían los celulares. No quise ir, nunca respondí el llamado.

40 ¿Por qué? Ya había estado con Bilardo en San Lorenzo, y no estaba de acuerdo con su forma de pensar y trabajar. Era un tipo que se preocupaba más por el rival que por el equipo propio, su obsesión era defender, te hacía mirar mil videos pero para ver cómo jugaba el otro y no para corregirte a vos.

41 O sea que vos podrías haber sido bicampeón del mundo como Passarella... Sí, pero por una cuestión de ideología o de convicciones no se dio. Y quizás, por ese mismo motivo me terminaron cerrando puertas después.

42 ¿No te arrepentiste de esa decisión? La Selección está por encima de todo... No, ahí había una defensa de una idea y lo tomé como tal, o sea: defender una línea, una forma de sentir y de jugar, por eso cuando Passarella fue con esa Selección, rompió esos principios.

43 Volvamos a la Libertadores que ganaste con Argentinos... Decía que la disfruté muchísimo porque ahí todos respetábamos la idea de jugar. Ese equipo se armó para salvarse del descenso, como pasa en muchos clubes chicos, que empiezan a traer la resaca de otros lugares. Nosotros vinimos de Independiente con Morete, que estábamos de vuelta, algo parecido Jota Jota, Pavoni, Vidallé...

44 Fue raro: en vez de atrincherarse para sacar puntitos, apostaron a jugar... Lo que te decía antes, que es un cuento eso del "sacapuntos". Ese grupo de gente de experiencia se sentó un día, en el medio de la cancha, sin el técnico, e inculcó la idea de que no veníamos a salvarnos del descenso defendiéndonos para sacar puntitos, sino que veníamos a tratar de ganar. Al principio costó, hasta que Saporiti, que venía con la idea del Flaco, encontró el equipo.

45 ¿Qué te acordás de la final con la Juventus? Estábamos en el hotel, en Tokio, y llegaron. Nosotros comíamos unas milanesas con papas fritas y aparecieron los tanos, todos de saco y corbata, enormes, una pinta bárbara, nos miraban de costado, éramos pollitos. Adentro de la cancha fue otra cosa: cuando empezamos a jugar contra esa verdadera selección europea, le dimos un buen toque.

46 ¿Te queda el sabor amargo por perder o el dulce por el juego que desplegaron? Y... amargo, amargo por no haber ganado. Después, rescatás otras cosas y está el orgullo y la felicidad. Yo trabajé dos años como técnico en Japón y ellos vendían aquel Argentinos-Juventus como la mejor final de todas las que se jugaron en Japón.

47 ¿Se te frunce un poco al ir a patear un penal en una definición así? Es una situación difícil, te digo la verdad. Por suerte pude meterlo, también la metí en la final de la Libertadores, por suerte, te digo...

 
EN INDEPENDIENTE jugó 4 años y ganó un campeonato. Formó una gran dupla central con Villaverde y también lo hizo en el medio. Tuvo roces con Pastoriza.
 

48 Tenés un récord difícil de igualar: fuiste campeón con las 4 camisetas que defendiste profesionalmente... Es cierto, me quedó Alvarado, con el que fui subcampeón.

49 Tus mejores amigos del fútbol. Tuve buenos compañeros pero amigos, no.

50 Tu día más feliz. Cuando salí campeón del mundo con la Selección. Antes era distinto, yo no empecé a jugar pensando en hacerme rico. Mi sueño era jugar en Primera, y el día que llegó la citación a la Selección no lo podía creer. Fue loco cómo se dio: jugábamos con Huracán, San Lorenzo era una tienda total, yo estaba de 5 y Houseman me pasaba cómo quería. Y cada vez que me pasaba me decía: "Quedate tranquilo que mañana te llaman de la Selección". ¡Hijo de puta!, pensaba yo; me baila y encima me carga. Y al otro día me citaron. Fue un sueño, así que imaginate lo que sentí el día que fuimos campeones del mundo.

51 El día más triste. Cuando perdimos la final con Juventus, porque ese partido culminaba todo lo que se había logrado con ese equipo.

52 El mejor DT que tuviste. El Flaco. Era un adelantado en todo. Hoy en día se hacen cosas que él empezó con nosotros, como los reducidos, achicar arriba, hacer los locos...

53 ¿Y el peor? El que menos me banqué (risas)... fue Bilardo, lo peor que me pudo pasar. Todo lo que le adjudican a Zubeldía, en realidad corre para Bilardo: la trampa, sacar ventajas. En San Lorenzo él traía un masajista de Colombia al que hacía entrar al campo para perder tiempo si veía que el equipo andaba mal.

54 ¿Con Menotti te seguís viendo? Muy poco, cuando nos juntamos por algún aniversario y nada más.

55 ¿Sos de llamarlo? Lo hice muchas veces. De hecho, el reencuentro en River del año pasado lo empecé por el problema que tiene el Negro Ortiz: le salió un globo entre el estómago y el páncreas, pensábamos que era un tumor pero al final por suerte no era. No tenía cobertura médica, entonces con 2 o 3 muchachos empezamos a llamar a River, a San Lorenzo, a la AFA, nadie nos daba bola, hasta que conseguí que Passarella, como presidente de River, concretara la cena. Igual, después no le consiguieron nada, nadie le dio bola.

56 Le dieron una plaqueta en San Lorenzo hace un par de semanas... ¿Pero para qué te sirve la plaqueta? Le tenés que dar otra cosa.

57 ¿Argentina es candidata en este Mundial? Los principales candidatos son Brasil, por ser local, España porque mantiene la base y Alemania. Después, por nombres, Argentina tiene al mejor del mundo y jugadores en buen nivel. Está ahí nomás.

58 ¿Ves puntos de contacto entre Messi y Maradona? Para mí hay una diferencia muy grande entre los dos. Maradona tuvo un temperamento que no veo en Messi. Con la pelota en los pies, Messi tiene muchas cosas de Diego, pero Diego es más completo y tenía más continuidad, Messi a veces se va del partido. Diego no desaparecía nunca y buscaba ayudar de alguna manera al equipo aunque no tuviera un buen día.

59 ¿Qué entrenadores actuales te gustan? Gareca hizo un muy buen trabajo, me gusta Diego Cocca. Y en el mundo, Guardiola.

60 ¿Sabés que estás 6° entre los argentinos con más minutos jugados en Mundiales, a la par de Passarella y Galván? No tenía idea. ¿Sexto? ¡Qué bueno! Pero varios de ellos tienen más Mundiales que yo.

61 Te digo Moscú, ¿qué te sugiere? Eso fue de terror. Menotti me citó por primera vez porque se había lesionado Asad, estaba la gira por Rusia y Polonia y no había tiempo para hacer la visa, entonces me mandaron con la visa de Asad. ¿Sabés lo que era Rusia en 1976? Eran todos soldados, no había particulares. Entregué el pasaporte y empezaron a ver la visa y mi cara, y con los dedos, me hacían "tres, dos, tres, dos", yo no entendía. Después caí: en el pasaporte decía Jorge Mario Olguín y en la visa Julio Asad. No había problemas por la foto, estábamos los dos con pelo largo y de perfil. El problema era la diferencia en la cantidad de nombres. Me quedé en ese aeropuerto, sentadito en un banco, ¡con un susto tremendo! Vino el embajador y lo arregló.

62 ¿Cómo te convenció Menotti para jugar de lateral? Yo empecé como central, pero contra Alemania, en la serie del 77 en cancha de Boca, perdimos 3-1 y a un grupo de muchachos nos empezaron a castigar feo, porque decían que no teníamos estatura, que nos ganaban de arriba, porque los goles habían sido de cabeza. Yo salí del equipo, Menotti trajo a Piazza, pero estuvo una semana y su mujer tuvo un accidente y se volvió a Francia. Ahí puso a Luis Galván y a Pernía de cuatro, porque Carrascosa había renunciado. En un momento, el Flaco me propuso jugar de cuatro y le contesté que no tenía problemas, que conocía la posición. Hicimos unas prácticas, me fue bien y quedé ahí por dos Mundiales.

63 ¿Sentías presión por el clamor popular por Pernía? En el 77, con la Selección jugamos la final del torneo de Mar del Plata con Boca. El estadio era todo de Boca, parecíamos una selección extranjera (risas). Ganamos 1-0, pero todo el estadio estaba en contra, una cosa de locos (risas). La mayoría de la prensa nos mataba, armaba selecciones paralelas todas las semanas, ponían nuestras fotos y nos hacían la crucecita.

64 ¿Maradona estuvo bien sacado del plantel o fue un error de Menotti? Maradona no estaba en el plantel. Los que salieron fueron dos: Bottaniz y Bravo. En la concentración, Diego no estuvo nunca con nosotros. Jamás entendí por qué realmente dicen eso, si se sabe que no estaba con nosotros, quizás para quedar bien con Diego. La verdad es que Diego venía a jugar a veces con nosotros, el Flaco siempre llamaba a 4 o 5 para completar los picados y dentro de esos 4 o 5 estaba Maradona. Lo citó para jugar un par de partidos, pero insisto: nunca estuvo concentrado con nosotros. Y para estar dentro del grupo, y luego salir, tenés que estar concentrado.

 
SUS PRIMEROS tiempos en la Selección. Fue el 4 titular de Menotti en sus dos Mundiales.
 

65 ¿Arrancaron el Mundial 78 pensando en que podían ser campeones? No. La idea era llegar lo más lejos posible, no se hablaba de salir campeón.

66 ¿Cuál fue el partido más difícil? El debut, con Hungría. Encima, a los 5 minutos perdíamos 1-0, todo mal de entrada: mucha presión, muchos nervios. Y era un grupo de tres europeos, no podíamos patinar.

67 ¿Fue un bajón tener que ir a Rosario? Al principio creímos que sí, pero enseguida nos dimos cuenta de que la gente estaba más cerca y que influía en los rivales.

68 ¿El partido con Perú fue normal?Para atrás no fueron. En los primeros 15 o 20 minutos nos podrían haber metido dos o tres goles. Ahora, si me decís que los erraron a propósito... tienen una puntería bárbara, ¡eh! Lo que pasó es que les metimos dos goles en el primer tiempo y en el segundo entraron con los brazos caídos, los empezamos a anticipar en todas y los llevamos por delante. Viajé una vez con Chupete Quiroga y me contó que se comió una bomba que no lo mató de casualidad. La gente decía que se había vendido y él siempre declaró que se sentía más peruano que argentino.

69 ¿Pudiste dormir la noche previa a la final? Casi nada. Yo compartía la habitación con Luque y la ansiedad era tremenda. No sólo por la final en sí, sino porque era la coronación de una etapa larga de muchísimo esfuerzo, de sobreponerse a las críticas, de meses y meses concentrados.

70 Sobre todo esa concentración eterna en Villa Marista... Fue a principios del 78, a la noche se escuchaban disparos, y nosotros nos tirábamos debajo de la cama con Leo, porque la ventana de nuestra habitación daba justo a la calle. Al otro día veías caballos muertos, se ve que a lo que se movía le tiraban, ¡nosotros teníamos un susto!

71 ¿Cómo vivió Luque ese Mundial, vos que estuviste al lado? A Leo se le murió el hermano en un accidente en la Panamericana cuando venía a ver un partido, se fue a Santa Fe y el Flaco le dijo que si quería dejar el Mundial, lo entendía. Leo se quiso quedar, no se iba a bajar de ninguna manera después de lo difícil que había sido llegar hasta ahí. Lloraba, estaba mal, pero se quedó. Y después se luxó el hombro, lo tenía en cabestrillo. Yo le cortaba la comida, lo tenía que bañar, le pasaba el jabón, lo secaba...

72 Tuviste una gran final con Holanda, apenas un error... La jugada que terminó con el tiro en el palo de Rensenbrink en el descuento... Vi venir la pelota, al Pato salía a buscarla, él pensó lo mismo que yo y no fue ninguno de los dos. Menos mal que cuando llegó la pelota no quedó ángulo. Es la suerte del campeón. ¡Un poquito

de suerte necesitábamos, che! Si entraba, me tenía que cortar los huevos...

 
EL OTRO abrazo del alma, ya campeones, con Menotti. Una imagen que simboliza mucho.
 

73 ¿Quién fue a buscar a quién en ese abrazo tan emblemático con Menotti? Nos encontramos. Menotti provocó un quiebre en la historia de la Selección, en lo que representa en el mundo. Apenas asumió creo que el cachet era de 15 mil dólares, después del Mundial pasó a 500 mil más o menos. Ibamos afuera y nos respetaban de otra manera.

74 ¿Y qué simboliza ese abrazo? El agradecimiento a un tipo que se la jugó por nosotros, con casi toda la prensa en contra. Para el Flaco hubiera sido mucho más fácil traer a 3 tipos de Boca, 3 de River, 3 de afuera, y listo, pero mantuvo sus convicciones.

75 ¿Qué recordás de la vuelta olímpica? Terminó el partido y lloré. Fue un desahogo, la sensación que uno experimenta cuando termina todo, mirás para atrás y ves todas las cosas que tuviste que superar.

76 ¿Y que pasó con el parto de tu mujer? Fue una locura. En el vestuario me avisaron que estaba por parir, en esa época no existían los celulares, así que me sacaron con un auto que se subía a las veredas, se metía de contramano. Llegué a la clínica y resultó ser una falsa alarma. Nació un mes después.

77 ¿Conociste a otro jugador tan vapuleado como vos en la historia de la Selección? Ja, ja, poquitos. En esa época también le daban a Luis Galván, a Valencia, Ardiles...

78 ¿Cuesta volver a jugar después de ser campeón del mundo? Terrible: a los 10 días recuerdo que jugamos contra Argentinos en cancha de Atlanta, de noche, 100 personas en las tribunas, un frío... En realidad no queríamos saber nada con volver a entrenar. Nos invitaban de 20 países diferentes, pero teníamos que seguir en nuestros equipos.

79 ¿Sabías algo de lo que pasaba en el país en el 78? No, no sabía nada, tampoco hablábamos entre nosotros.

80 ¿No sabías aunque tu papá fuera policía? Era policía, pero ya estaba jubilado hacía un montón. Nos ha tocado saludar a Massera y Videla, una o dos veces, cuando fuimos a la casa de Gobierno, como les tocó a otros también. Venía uno y te decía: "Hay que darle la mano fuerte a Videla". Y el tipo al final te ponía la manito blandita (hace el gesto con desdén). Se corría la bola de que nos iban a dar 10 mil dólares y cuando fuimos a la casa de Gobierno nos regalaron una cigarrera, y apenas tuvimos un minuto, nos apuramos a abrirla para ver si estaba la plata adentro. No estaba.

81 ¿Qué te genera ver esas fotos con el saludo a los dictadores? Y... ahora, sabiendo qué hicieron, me da bronca, rechazo, pero en ese momento no sabíamos nada y no podíamos hacer otra cosa. Mirá, una vez di una charla con estudiantes de periodismo y les explicaba: "Esto es como echarle hoy la culpa a la gente que fue a la cancha a hinchar por Argentina". Es lo mismo. En ese sentido, mucho peor fue haber mandado a la Selección a jugar un Mundial en medio de una guerra.

82 ¿Se planteó entre ustedes no jugar el Mundial del 82? No, eso lo tendría que haber decidido la AFA. Sí nos pasó que estando allá nos enteramos de cosas que en la Argentina se veían de manera opuesta. Acá íbamos ganando la guerra; en España supimos la verdad. Viéndolo a la distancia pienso que no tendríamos que haber ido.

83 ¿Por qué fracasaron en ese Mundial? Porque no se hicieron las cosas como en el 78. El jugador es hijo del rigor: cuanto más trabajás, más respondés, y en ese momento soltaron un poquito las riendas, dejaron un poco al margen a Pizzarotti y le dieron cabida a otra gente que había entrado.

84 ¿Hubo aburguesamiento? A ver, vos salís del aburguesamiento cuando te empiezan a presionar, y cuando tenés un grupo detrás que te está encima. Eso falló. No había el mismo rigor en el trabajo. Hubo un cambio en Menotti.

85 ¿Por qué creés que estás afuera del sistema? No sé, habría que preguntarles a los dirigentes. Me parece que los pocos trabajos que hice no han sido tan malos. Pero si me costó mucho hace 10 años, ahora es casi imposible.

86 En algún momento habrás querido meterte en el sistema... Claro, y me costó muchísimo. Cuando volví de Costa Rica, uno me dijo: "Tenemos que volver a meterte en el círculo para que te conozcan". ¿Conocerme a esa altura?

87 ¿Te apretó feo alguna vez la barra? En Argentinos, como técnico. El club era un desastre, estaba descendido y fuimos preparando el equipo para el torneo siguiente. No había ni presidente, no había un peso, me hice cargo de las inferiores, llevé técnicos, pero cada vez que salía de entrenar venía uno de esos muchachos que vivían en la cancha y me mostraba el revólver, empezaron a llamarme a casa, a amenazarme, y un día me pusieron un cuchillo en mi espalda. Querían que me fuera, era obvio. Y me fui.

 
SENTADO EN LAS BUTACAS de madera del Viejo Gasómetro, donde se formó y jugó durante 13 años.
 

88 En los últimos años siempre se vio a ex jugadores en la platea del Gasómetro, pero a vos nunca, ¿por qué? No sé por qué. Y eso que soy el único campeón del mundo que jugaba en San Lorenzo en el momento de la consagración. El Negro Ortiz se formó también en San Lorenzo pero en el 78 jugaba en River.

89 ¿Eso te pone mal? En su momento me afectó; ahora ya no. Cuando se cumplieron los 100 años del club invitaron a un montón de gente y me dio pena cómo lo armaron: estábamos sentados atrás, en la oscuridad, mientras subían al escenario todos muchachos más nuevos. Creo que San Lorenzo no respeta la historia. Por ahí le dan un trabajito a un ex jugador para que vaya con las inferiores y creo que merecen algo más que eso.

90 ¿Qué cosa, por ejemplo? Mirá, hace unos días se inauguró la Mutual de San Lorenzo y no fue un solo directivo. En la misma mutual está viviendo Chazarreta. Andaba en un remise y lo echaron de la pensión, entonces se le dio un lugar para vivir. Y eso que Chazarreta le dio mucho al club, eh...

91 Algo le dieron, entonces... Sí, pero se lo da la Mutual, no el club. San Lorenzo no le da nada, por eso te digo que no respetan la historia. Si llamarte de vez en cuando y darte una medallita es respetar la historia, estamos confundidos. Podrían colaborar con la Mutual, que le den a los ex jugadores la posibilidad de tener una obra social. En Boca armaron una mutual bárbara, le sacan el 1 % al contrato de cada jugador que firma y con eso ayudan a muchos ex jugadores. Lo armó Rattín, lo hablé con él.

92 ¿Qué fue lo que más te emocionó en el reencuentro de los 35 años de la Selección? Verlos a todos, disfrutar de la sobremesa. Creo que debería hacerse una vez por año y organizado por la AFA.

93 ¿Vos creés que todavía hay muchos que no reconocen el título del 78 porque lo asocian a una etapa negra del país? No sé los motivos, pero sí es evidente que no hubo un respaldo a los jugadores del 78 para que pudieran trabajar como sí lo hubo para los del 86. Fijate en los últimos años quiénes trabajaron y trabajan en la AFA.

94 Quizás porque Grondona fue el presidente del 86 y no del 78 y siente más como sus hijos a los del 86... Puede ser. Hace algunos años, con Pizzarotti armamos un plan que incluía a las dos Selecciones campeonas del mundo. Nos reunimos en Ezeiza. El proyecto era que los campeones recibieran a las distintas delegaciones de otros países, como se hace en diferentes países, entre otras tareas.

95 ¿Qué pasó con ese proyecto? Nada. Grondona se mostró contento y entusiasmado, pero quedó en la nada. Hoy se les da el dinero a algunos: a vos sí, a vos no, a vos sí... No es un reconocimiento para todos. Además, la plata que se está dando es una miseria.

96 ¿Cuánto es? Tres mil pesos.

97 ¿Y hay buena onda entre los del 78 y los del 86? Sí, sí, mirá, una vez nos juntó Sancor. Invitó a las dos Selecciones campeonas de mundo para dar una charla de motivación a sus empleados. La pasamos muy bien, el problema del trabajo no tiene nada que ver entre los jugadores.

98 ¿Sentís que no fueron reconocidos como corresponde? Nosotros no hemos sido nunca reconocidos por quien tiene que reconocernos, que es la AFA y en parte también el Gobierno.

99 ¿Qué sería un reconocimiento para vos? Escuchame: el campeonato del mundo no lo gana cualquiera. Hubo un proyecto en el Congreso para reconocer a esos 43 tipos. Acá hay un reconocimiento a los atletas olímpicos, creo es de tres sueldos, ¡y no hay nada para los campeones mundiales! Hay muchos que hoy no pueden trabajar, que no tienen obra social, te nombré el caso del Negro Ortiz. Esa gente debería vivir dignamente por lo que hicieron y que no terminen mal, como en otros casos.

100 Pero ahora hay un reconocimiento, aunque sea escaso, ¿o no? Es esa plata mínima que te da la AFA, que empezó hace 5 años y nunca más se movió y no quieren saber más nada. Y dicen: este sí, este no. Yo pido otra cosa: no una cuestión de necesidad, sino un reconocimiento.

Por: Diego Borinsky / Fotos: Hernan Pepe y Archivo El Gráfico

 

-------------------

MARTÍN:

Las paredes de Boedo:

https://youtu.be/PnyHF0q42uw

 

-------------------

VIGGO:

Muy lindo video de los del Grupo Artístico de Boedo explicando lo que hacen y por qué. Este link muestra los murales que han hecho:

http://www.artisticoboedo.com/murales.html

 

-------------------

MARTÍN:

Los admiro mucho.

 

-------------------

VIGGO:

Cada vez dejan más lindo a Boedo.

 

-------------------

MARTÍN:

Me siguen torturando los Hijos:

 
 

-------------------

VIGGO:

Uyyy... ¿estás otra vez en ese hoyo? Para el partido de

Libertadores esta noche contra Palmeiras, ¿no?

 

-------------------

MARTÍN:

Sí, y mañana me toca River. Quiero que esto acabe y poder empezar a filmar en junio una peli con un amigo.

 

-------------------

VIGGO:

Te entiendo, pero seguro que sabés que tenés la suerte de poder acudir a todos estos partidos y a todas estas canchas importantes. Sí, la Bombonera también es importante. Un hoyo importantísimo.

 

-------------------

MARTÍN:

Ni hablar eso, tiene su parte linda. Es que la verdad estoy tratando de que esto no me corra de mi verdadero deseo de actuar. Más laburo menos tablas y eso a veces me nubla. Gracias por hacerme volver al eje.

 

-------------------

VIGGO:

¡Para nada, hermano! Estás exactamente en el eje. Te entiendo, pero todo lo que te pasa y todo lo que estás viendo lo vas a aprovechar en tu oficio de actor.

 

-------------------

MARTÍN:

Gracias, Viggo. Seguro que así será, aprovecharla y ver que este aprendizaje servirá para lo que vendrá.

 

-------------------

VIGGO:

Acabo de ver, en un bar a la vuelta con mi amigo Ray a nuestro Real Madrid ganarle 1-2 al Bayern en su semifinal europea en el Allianz. El equipo de Zidane encuentra la manera de sacar un buen resultado casi siempre, aunque no esté jugando a un alto nivel colectivo. El Madrid tiene magia en esta competición; por algo ya ganaron doce Champions. Gracias a los hechizos misteriosos del fútbol por la excelencia de Modric y Keylor Navas, y a Lucas (el "Pipi" español) Vázquez por su gran laburo defendiendo a la fiera Ribéry cuando se lesionó Carvajal. Marcelo hizo un golazo, compensando el error garrafal que le dio el primer gol al Bayern -un disparo maravilloso de Kimmich, por cierto. Cristiano Ronaldo estuvo realmente penoso esta noche, pero el equipo tiene alma de campeón. No jugó tan bien, pero supo aprovechar sus oportunidades.

 
 

Anoche el Liverpool, y en especial el egipcio Salah (ojo con este jugador en el Mundial de Rusia) destrozó a la Roma en el Anfield. Es difícil que el equipo italiano pueda lograr otra remontada épica como la que tuvo en casa contra el Barça en cuartos de final.

 
 

-------------------

MARTÍN:

Todas las canciones de la Bosta copiadas a San Lorenzo... ¡no los quiero escuchar más!:

 
 

-------------------

VIGGO:

¡Ponete los tapones nomás!... Me voy a la cama. No necesito ver este partido. Espero que te diviertas un poco, sordamente. Cine mudo.

 

-------------------

MARTÍN:

¡Gracias! Ojalá practiquen buen juego. ¡Abrazo y buen descanso!

 

-------------------

VIGGO:

Que corran mucho los Hijos.

 

-------------------

MARTÍN:

Ganó Palmeiras, por dos goles. Juega bien, Boca muy mal, Tévez un desastre. Se fueron puteando. Ojalá entremos en la Copa, me gustaría ganarla con este equipo:

 

                               Devechi

Díaz     Gonzalo.        Colocha     Rojas

                    Da Motta.    Senesi (la rompería de doble 5)

                                  Belluschi

Barrios                                          Reniero

                                    Blandi

 

-------------------

VIGGO:

Equipazo.

Corrieron para nada los Bosteros, parece. ¿Llegarán cansados y un poquito alterados al partido del domingo contra Gimnasia, y el miércoles que viene para la Copa contra Junior? Si pierden contra el equipo de Barranquilla no siguen en la Libertadores. Ay, Juniors...

 

-------------------

MARTÍN:

Mira donde entrenó Palmeiras:

 
 

-------------------

VIGGO:

¡En la Ciudad Deportiva! Le dimos suerte al Verdão.

 

-------------------

MARTÍN:

Los Bosteros suspendieron el partido. La cancha estaba para jugar. Papelón.

 
 

-------------------

VIGGO:

Son lo peor. Completamente antideportivo, y seguro que no habrá castigo. Se salen con la suya y descansan para el partido de la Copa Libertadores. Espero que queden eliminados contra Junior.

Mientras tanto, San Lorenzo está jugando lo mejor que puede contra Patronato, que me temo no es mucho decir hoy. El Perrito Barrios y sus compañeros siguen atacando, buscando los tres puntos. A ver qué pasa.

 

-------------------

MARTÍN:

Recién conecto con el CASLA. ¡Casi el Perrito...!, a ganar por favor!!!!

 

-------------------

VIGGO:

Lo de Boca es un asco. Una directiva de cobardes. Así está la AFA, así está el país.

 

-------------------

MARTÍN:

Sí, me levanté a las 6 para ir, dejé a las niñas con la niñera. La cancha estaba perfecta, hicieron eso por zorros, pero van a tener la soga al cuello la semana que viene. Un asco como el país manejado por estos psicópatas, lamentable todo. Ojalá ganemos, deseo profundamente que alguien les robe el campeonato, y si se quedan afuera de la Copa arranca en cabaret.

 

-------------------

VIGGO:

Mercier está en plan guerrero hoy.

 
 

Se va Barrios. ¿Le pasa algo?

 

-------------------

MARTÍN:

Le pasa el D.T....

 

-------------------

VIGGO:

A ver si Da Motta llega a hacer la diferencia. Y Reniero.

Dale con los tiros de esquina...

 

-------------------

MARTÍN:

Esta con culo el arquero de ellos.

 

-------------------

VIGGO:

Sí, está poseído. Llegamos mil veces, pero nada.

 

-------------------

MARTÍN:

Hoy nos salva Reniero o no sé...

Qué equipo incomodo es Patronato, de la B...

 

-------------------

VIGGO:

Quedamos con 10.

 

-------------------

MARTÍN:

En la última lo ganamos, estoy con fe.

 

-------------------

VIGGO:

Angeleri entra. Puede estar bien eso.

¡Se quedó con 10 Patronato! Partido malísimo, pero hay que ganarlo.

¡UY! Reniero, casi...

44 minutos... no quiero otro empate de mierda, por favor...

El referí da 3 minutos más. Navarro nos salva las papas por enésima vez...

Patronato hace tiempo...

 

-------------------

MARTÍN:

Es solteros contra casados...

¡No aprovechamos nunca una chance en este campeonato! Es de no creer. Hay que cambiar muchas cosas.

 

-------------------

VIGGO:

Empate. Qué día. Para el olvido. Si Boca pierde sus últimos partidos nos sentiremos muy mal pensando en el desastre de hoy.

 

-------------------

MARTÍN:

De terror, hermano, no estamos para más que entrar a la Copa. Vamos a sufrir hasta el final. Increíble no ganarle a este equipo de presos como diría mi viejo.

 

-------------------

VIGGO:

Es verdad. Hay que ganar la Sudamericana.

 

-------------------

MARTÍN:

¡Ojalá! Me hundí en la esperanza de ganar este partido. ¡Ayyy San Lorenzo, cuánto te quiero y cuánto me hacés sufrir! Bueno, veremos cómo sigue esta historia.

Me pongo a dibujar con las nenas . Así se me va el fastidio. Laura se fue a Montevido, así que estoy con ellas 4 días solo. Gran aprendizaje.

 

-------------------

VIGGO:

Eso es. Te vas a divertir. Vuelve la alegría. Siempre está ahí, a mano. Hay que darle la bienvenida.

 
 

P.D.:

Felicitaciones al Barcelona por ganar ayer La Liga a falta de cuatro partidos, con un "hat-trick" de Messi. El Deportivo de La Coruña jugó con mucho coraje, pero Seedorf, su DT boludo, dejó que el equipo se agotará sin hacer ningún cambio hasta que los Culés hicieron el 3-2 en la última fase del partido. Si hubiera metido 2 cambios -o 3- a los 70 o 75 minutos creo que los locales podrían haber ganado y no hubieran descendido. Ahora tienen que jugar en la B y deberían echarlo al DT. El Dépor tiene jugadores muy buenos y no merecía descender. Cosas del fútbol.

Zidane dice que el Real Madrid no le ofrecerá el tradicional "pasillo" a los nuevos campeones de España en el Camp Nou el domingo que viene porque el Barcelona no lo hizo cuando el Madrid ganó el último "mundialito". Y Sergios Ramos dice hoy que es más fácil ganar el doblete de Copa del Rey y Liga que ganar la Champions. Lo de Ramos no viene al caso, y es de mal perdedor tanto como de mal ganador. Yo pienso que hay que dar el mejor ejemplo si querés que te respeten. Zidane y el Real Madrid deberían ser nobles y pasar página. No importa que el Barcelona se portó como un club chiquito al no mostrarle respeto al actual Campeón Mundial de Clubes; el Real Madrid debería darle el pasillo al Barça. Eso es lo que hace un Grande. Lo digo como hincha del Real Madrid.

Por cierto, el Deportivo le hizo el pasillo al Barcelona antes del partido de ayer para reconocer la Copa del Rey que el equipo de Valverde le ganó recientemente al Sevilla:

 
El Deportivo de la Coruña, un Grande.

 

 

 

 

 

 

© sobrevueloscuervos.com