"Para mi, el fútbol es belleza"

—Héctor "Bambino" Veira

El rigor de la suerte

Fabián Casas y Viggo Mortensen

31/5-4/6/2013

 

FABIÁN:

Viggo: un montón de cosas para contar. Tengo todavía en la cabeza los tres días en Río Gallegos. La nieve, la lluvia, el viento, el frío intenso y también la alegría de haber compartido esos días con un equipo magnífico. El team armado por, entre otros, Juji, Chuleta, Fede, Matías y Cato (sonidistas, grips, técnicos de cámara, etc.) me hizo recordar a los actores que protagonizan esa película llamada "¿Qué pasó ayer?"  ("The Hangover"), donde los tipos se despiertan en un hotel de Las Vegas con una resaca terrible, compartiendo su lujosa suite destrozada con un bebé y un tigre y no saben de dónde salieron.

 

‚Äã
(imagen de "The Hangover")

 

También recuerdo que en el aeropuerto me mostraste el libro de Kirkegaard, y me dieron ganas de leerlo inmediatamente. Ojalá consiga una edición en inglés. También recuerdo cómo vimos los tramos finales del partido con Unión, con muchos nervios, vos mirando ya desde la calle, a través del vidrio del lobby del hotel porque no aguantabas más estar tan cerca de la televisión, y yo parado, pateando, involuntariamente, una de las sillas cuando Jara metió ese taco en vez de patear al medio y con todo. Por suerte Alan Ruiz terminó con la angustia después de ese zapatazo genial. Ahora terminamos la película, que fue un largo proyecto de tres años, y algo vacío queda en uno. Las escenas finales tuyas y de Ghita me fascinaron. Había algo de intemporal, de metafísico y misterioso en ese intercambio de palabras. Gracias por haber venido a tu segundo hogar y haber apoyado este proyecto que iniciamos con Lisandro sabiendo que, para nosotros, solo vos podías llevar adelante, como ya te lo dije muchas veces, hermano.

 

‚Äã
(Aguantando en el sur)

 

-------------------

VIGGO:

Cuervo:

Gracias a vos, Fabián, por haber escrito nuestro cuento y por haber colaborado con nosotros hasta el último día para sacar buen provecho de tu guión. Fue un rodaje divertido, y creo que resultará en una película muy especial.

 

‚Äã
(Matías celebra con todos el fin del rodaje)

 

Al terminar nuestra filmación ayer, me entró un extraña sensación de pérdida, ese vacío del que hablás. Es normal cuando terminan las funciones de teatro o el rodaje de una película; el trabajo de grupo se termina y uno queda solo en la noche mientras el proceso de contar desaparece como si nunca hubiera tenido lugar. Con el trabajo y calendario concentrado en el rodaje de Lisandro, el efecto bajón es tal vez un poco más intenso que el de un rodaje "normal", un poco más largo. Aunque esa sensación no pudo quitarme la satisfacción y el orgullo que sentía por haber participado en la película que ingeniaron vos y Lisandro, y en la que nuestro gran equipo trabajó de principio a fin con lealtad y alegría, me dejó en una zona más allá del sueño. Desvelado, vi la retransmisión del partido emocionante de anoche por la Copa Libertadores, la última definición de los cuartos de final entre el Club Atlético Tijuana y el Clube Atlético Mineiro. Por un lado, Ronaldinho todavía me parece un fenómeno. Está loco el D.T. de la Selección de Brasil si no lleva de 10 al mundial. Tanto la visión de la cancha de "Ronnie" como sus pases milimétricos siguen siendo de lo mejor que hay en el mundo. No es igual de rápido como era hace unos años, pero tiene la inteligencia futbolística y el control físico de siempre. En cualquier momento puede solucionarte un partido con un tiro libre o un genial pase de gol. Como Messi, trabaja a base de una mentalidad artística. Es un creador que hace una gran maniobra de la nada; las decisiones que toma con la pelota en una fracción de segundo que no se les ocurrirían a ningún otro jugador.

 

‚Äã
(Ronaldinho)

 

Por otro lado, hablando de los dos partidos entre el equipo de Belo Horizonte (fundado, como el CASLA, en 1908) y el del norte de México, dirigido con brillantez por el Turco Mohamed, fueron los Xolos los que hicieron mayor mérito para pasar a la semifinal contra Newell's. En el partido de vuelta me pareció que Tijuana dominó casi todos los 94 minutos, pero no pudo ser el milagro. David se queda sin piedras, y Goliat sigue vivo. Por una increíble atajada del arquero Víctor del penal que tira en el minuto 93 el talentoso delantero colombiano de los Rojinegros, Duvier Riascos (que había metido un lindo gol en el primer tiempo), el equipo brasileño zafa del gran susto. Por un pie izquierdo que arrastra el arquero después de haberse equivocado al tirarse a su derecha, la pelota no entra y el milagro muere instantáneamente para el visitante que tanto había mostrado que merecía avanzar en el torneo. El equipo grande, dirigido por Cuca, pasa a la siguiente ronda sin haber demostrado superioridad en la cancha. Así es la vida a veces, el rigor de la suerte.

 

‚Äã
(Riascos)

 

Acá te paso el video del penal y la atajada:

http://www.futbolizados.com/videos/3095-penal-de-riascos-que-ataja-el-portero-victor-atletico-mineiro-tijuana/

 

-------------------

FABIÁN:

Cuervo: el partido con Rafaela fue malísimo, nos aburríamos Anita y yo mirándolo justo cuando la tele te apuntó y Anita gritó: ¡el tío Viggo, papá!

 

‚Äã
(Tío Viggo)

 

Fue una pena no haber podido ganarlo ya que ahora, con el resultado de River puesto, podríamos estar a tres de Newell's y a la par de los de Ramón. Pero todavía falta y hay que ganar lo más que se pueda. Lo único que lamento es que el CASLA no pudo jugar bien, con la pelota al ras del piso, de manera ofensiva. Pareció enmarañado, como cuando uno se levanta de la siesta nervioso y malhumorado, "alunado", como se decía en Boedo. Ahora viene Argentinos y no es un partido más, porque lo dirige Caruso, porque ese equipo nos mandó a la B en su momento, y porque si ganamos jugando bien nos ponemos a tiro de la punta. Igual creo que Newell's merece ser campeón, pero el corazón dice otra cosa...

 

-------------------

VIGGO:

Hola desde España, Fabián. Como sabés fui en auto a ver el partido en Rafaela cuando terminamos con nuestro rodaje. Me perdí durante una hora y pico y llegué justo a tiempo para ir a la cancha. Aunque no jugamos tan bien como en los últimos partidos, el equipo fue mejorando y acertando con los pases durante el encuentro, y creo que mereció ganarlo. Llegamos al área del rival varias veces durante los últimos diez minutos, pero no tuvimos suerte. Y en el primer tiempo el árbitro se equivocó al no pitar penal cuando dos defensores de Rafaela le hicieron un sandwich a Verón. Yo estaba mirando desde arriba, casi encima de donde ocurrió, y para mí fue clarísimo. Si no lo atropellaban así, era jugada de gol. Obvio que con un gol temprano todo hubiera cambiado. Con un gol en contra no creo que el rival se iba a meter tan atrás como terminaron haciéndolo durante todo el partido. A veces da un buen resultado la estrategia ultra cautelosa, si uno defiende muy bien, y la verdad es que ellos taparon casi todo lo que iba por el medio cerca de su área.

 

‚Äã
(el penal no cobrado)

 

No pudo ser la victoria, pero no podemos lamentarnos tanto. Al menos ganamos un punto valioso. Es verdad lo que decís; al aterrizar y enterarme de que River había perdido y Lanús empatado, pensé que habíamos desperdiciado una linda oportunidad para igualar a River en la tabla. Pero solo estamos a dos puntos de ellos ahora. Lanús viene a visitarnos en la última fecha del torneo, así que esa relación está en nuestras manos. Creo que los podemos superar. Lo que hace falta es que Newell's pierda hoy ante All Boys. Es posible, como resultó posible que tropezaran los del Pelado y el Mellizo. Nuestro empate me hizo recordar una vez más el partido de 2008 que empatamos 3-3 contra Newell's en Rosario. Como ahora, después del 0-0 en Rafaela, pensé entonces que quedábamos sin posibilidad de pelear el campeonato. En 2008, a pesar del empate ante la Lepra, al final terminamos primeros, empatados con Tigre y Boca. Hay que tener en cuenta que ocurren cosas inesperadas como ayer la derrota de los Gallinas y el empate del Granate. No debemos flaquear. Mientras sigue existiendo la posibilidad matemática de salir campeón, tiene que ser nuestro objetivo principal. A ver si San Lorenzo logra ganar los tres partidos que quedan, y entonces solamente tendrá que esperar a ver lo que hacen Newell's, River y Godoy Cruz. Nosotros a lo nuestro, y a ver quien cae primero.

Tengo resaca mental y física como consecuencia de terminar nuestro intenso rodaje y haber hecho el viaje de ida y vuelta a Rafaela, volviendo a Buenos Aires justo a tiempo para agarrar el vuelo a Madrid. Añadido a todo eso la tensión de ver el empate en vivo. Fue un lujo estar tan cerca de nuestros jugadores antes y después del partido. Lo que me gustó en lo deportivo fue que nunca entraron en pánico. Transmitieron una serenidad colectiva que estuvo por encima de la frustración que pueden haber sentido a causa del partido reñido pero finalmente sin desahogo. Al acabar el encuentro vi como se quedaron todos -- Pizzi también -- muy quietos durante unos minutos en el vestuario. Todos sabían que podían haberse llevado los tres puntos, que tal vez merecían haberlos conseguido. Pero pronto se recompusieron y empezaron a enfocarse en lo que les queda por jugar. Me pareció una reacción muy sana. Lammens entró y también saludó al plantel de manera muy positiva. Manejé toda la noche para llegar a la capital, pero lo pasé bien, en parte por lo que había presenciado después del partido. Fue una buena lección que me dio energía y esperanzas. Me inspiró esa manera de meditar y aceptar el resultado que tuvieron todos los del club, tanto el presidente como Pizzi y su equipo. Me hizo sonreír y cantar durante las seis horas de viaje nocturno. Cuando paré para llenar con nafta y tomar unos mates, sentí una fuerte conexión con los otros Cuervos que encontré en la estación de servicio. Hay una cita de Marco Aurelio que describe bien de qué consiste este tipo de reacción positiva a los reveses de la vida. Las palábras del emperador romano van más o menos así:

"Aceptá las cosas a las que te ata el destino, amá a la gente con la que te ha unido el destino, pero hacelo con todo tu corazón."

En las caras de los jugadores y su D.T. vi paz. Vi que seguían fuertes, unidos. No importa donde terminemos en la tabla. Con este equipo me siento tranquilo y contento. Sé que van a pelear el resto del torneo con astucia y un buen esfuerzo colectivo, y sé que el Ciclón está muy bien armado para todo lo que viene este año. No hay líos; hay familia. Ahora se presenta otra prueba interesante para el CASLA, el encuentro con el Argentinos Juniors de Caruso Lombardi en nuestra cancha. Creo que será más una prueba mental que física. Ojalá pudiera estar en el Pedro Bidegain para ver ese encuentro, porque hay mucho en juego para los dos equipos. Confío en esta nueva versión de los Carasucias que tenemos, y me siento más orgulloso que nunca por ser hincha de San Lorenzo.

 

‚Äã

 

Después de no dormir los últimos dos días, estoy por caer redondo, pero tengo la compu en la cama y acabo de ver la sensacional chilena de Ferrari que le dio el 1-0 a All Boys. ¡Está perdiendo Newell's! Estamos ahí, estamos ahí nomás... Espero que al despertarme lea que terminó siendo una victoria para los de Floresta, porque no aguanto más... me desmayo.. buenas noches.

 

-------------------

P.D.:

Me desperté y quedan 5 minutos por jugar en Floresta. ¡Increíble lo de All Boys! 2-1... a ver, a ver...

Quedan 3 minutos más lo que adicione el árbitro... siguen 2-1...

¡Uy! ¡LA QUE SE PERDIÓ VILDOZO! Casi hace el 3-1...

Se cumplieron los 90. El referí agrega 5 minutos más...

Faltan 2 y medio, córner de Newell's... nada...

Y falta un minuto y medio... tiro libre de la Lepra... nada... ya se termina el partido... 15 segundos...

¡GANÓ ALL BOYS!

El de la tele dice que sueñan Lanús y River. Ya van a ver... ya van a ver quien sueña. Ahora sí: buenas, muy buenas noches, Cuervo.

 

‚Äã

 

 

 

© sobrevueloscuervos.com