"San Lorenzo es un sentimiento inexplicable."

—Leandro Atilio Romagnoli

 

Esperando el futuro

Viggo Mortensen y Fabián Casas

1/4-5/5/16

 

108 AÑOS

‚Äã

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

   1 DE ABRIL, 2016

 

-------------------

FABIÁN:

Fui a la misa y a la marcha. Mi viejo se hizo budista en el silencio de su pieza. Me dijo: "no deseo nada".

El 7 de abril cumplo yo, pisándole los talones al club.

¿Cómo está tu viejo?

Te extraño amigo.

 

-------------------

VIGGO:

Y yo a vos, hermano Cuervo. Mi papi es más duro que el peor invierno de la amargura-anti-CASLA-al-pedo. A mi viejo lo daban por casi muerto hace una semana, pero ha remontado de manera impresionante. El doctor se quedó asombrado. Yo no. Lo conozco. El viejo es una fiera. Ha remontado con uno menos mil veces. Como dijo Séneca, "No hay árbol recio ni consistente sino aquel que el viento azota con frecuencia".

Tuvimos una victoria sufrida contra Belgrano, impulsada por el amor propio, quizá empujada por la fuerza del destino (veremos). De fútbol no hubo tanto, salvo unas decentes jugadas aisladas de ambos equipos -y el lindo gol de Blanco- pero ganas de remontar y ganar había todas las del universo en la actitud colectiva del CASLA.

 

-------------------

FABIÁN:

Fue increíble, yo estaba liquidado.

 

-------------------

VIGGO:

Son los partidos que hay que ganar. El viernes nos toca el Tomba. Como comentamos en la columna anterior, Godoy Cruz está jugando muy bien, tal vez con el mejor fútbol total de nuestra zona del campeonato local. Nosotros a veces mostramos eso, un juego prolijo y contundente, pero atrás el equipo es muy inconsistente. El partido en Mendoza va a ser un desafío importante. Si podemos encontrar la manera de llevarnos los tres puntos, como ocurrió en casa contra el Pirata, volveremos a estar bien arriba. Y luego se vienen dos partidos que tenemos que ganar sí o sí para avanzar en la Copa Libertadores. Contra Toluca en México y en casa contra Liga de Quito. Me da que la Libertadores no es para nosotros este año tampoco. Lo siento, pero creo que el campeonato nacional y la Copa Argentina es lo que tenemos que buscar en este nuevo ciclo de Guede.

Nuestro Cóndor vuela ahora mismo a su Mendoza natal, acompañado por Buffarini y el resto de sus compañeros para el partido de mañana. Esperemos que tengan la poesía y la suerte de su lado en la cancha.

 
‚Äã
 

Acabo de ver una película de 1944 que se llama "Phantom Lady" ("La dama desconocida"). La fotografía de alto contraste de Elwood Bredell y la dirección del alemán Robert Siodmak, crea con mucha sutileza un ambiente de terror psicológico a pesar de ser, al final, una película para gustos convencionales, con un final feliz. El actor Franchot Tone hace muy bien de villano psicópata muy refinado.

 
‚Äã
 

Siodmak trabajó mucho en el género del film noir.  Entre sus cincuenta y pico de películas hay dos otras que me gustan mucho: la genial adaptación del cuento de Ernest Hemingway "The Killers" ("Forajidos"), contando con una potente actuación de Burt Lancaster en el papel de 'Swede', y "Criss Cross" ("Sin ley y sin alma"), también con Lancaster.

 
‚Äã  

 

Y, ¡GANAMOS! 0-1. Una victoria importantísima. Quedamos a dos del Tomba. Hay campeonato, hay lucha. Vovió Cauteruccio, metiendo el gol gracias a un centro perfecto de Mas. Recuperamos el Mercier de antes. Blanco empezó bien, pero cuando tuvo que salir y entró Caute la cosa empezó a fluir en serio. Ya era hora. ¡Dale San Lorenzo! El equipo mendocino desperdició un par de oportunidades de oro, suerte nuestra. Otro arbitraje mediocre de Laverni, que permitió demasiadas patadas del local cuando este se empezó a frustrar. Belluschi estuvo genial, apoyado muy bien por Ortigoza y el Pichi. Me gustó la tenencia de pelota, aunque el juego se fue haciendo cada vez más defensivo para proteger la ventaja mínima -lo que a mí siempre me pone nervioso. Afortunadamente se pudo aguantar lo suficiente para llevarnos los tres puntos. La verdad es que defendimos muy bien. Ahora a enfocarnos en el partido de Copa contra Toluca en México. En el torneo local nos tocará el Canalla en la próxima fecha, otro partido chivo. Tiempo de campeones, no podemos aflojar.

 

‚Äã
(Belluschi, la figura del partido)

 

-------------------

FABIÁN:

Estoy tratando de poder ir el domingo a ver al Cuervo contra Central, después te escribo. Este lunes que viene se presenta el libro de los murales de Boedo, te saco un libro para vos y te lo llevo a España cuando vaya en el invierno nuestro a presentar Titanes del coco por Mondadori. ¡Abrazo Cuervo!

P.D.: Estoy escribiendo un guión y dando muchas clases de literatura, lo cual me liquida. No soy Faulkner.

 
‚Äã
(William Faulkner)

 

-------------------

VIGGO:

Menos mal. Faulkner fue un escritor maravilloso, pero un borracho que se vendió a la parte más fea de la industria cinematográfica norteamericana por unos mangos. No, vos no sos Faulkner, por suerte.

Últimamente observo gestas impresionantes, como la remontada épica del Liverpool contra el Dortmund en la Europa League, la lucha constante del Atlético del Cholo Simeone (ejemplo anímico a recordar por muy bruto que a veces sea el estilo de su equipo), la barbaridad de la buena racha goleadora de Luis Suárez para el FCB, la ya cotidiana genialidad del juego colectivo de Leo Messi, o la campaña presidencial de Bernie Sanders que compite contra los medios aplastantemente mediocres de los EE.UU. y la mafia clintoniana, diciendo verdades contundentes sobre la desigualdad socioeconómica y la corrupción de la clase política en su país. También veo como sigue más fuerte que nunca el modelo neo-colonial del estado de Israel en manos de Netanyahu, con el imprescindible apoyo político y económico de parte del gobierno de los EE.UU., cosechando veneno para futuras desgracias en el Medio Oriente. Mi atención se desvía hacia los arbolitos que van creciendo en mi balcón (no sé dónde los voy a plantar cuando se hagan grandes este verano -¿querés uno?). Me dan cierto optimismo inexplicable, verlos crecer. Y entonces me parece una boludez totalmente egoísta entusiasmarme con jardinería cuando pienso en la terrible situación en Calais y los campos de refugiados en Jordania y otros lados, en la gente perdida y olvidada. Los líos crueles causados por la política de intolerancia, belicosidad y consumismo sin frenos del mundo occidental, y yo soy uno más que no hace nada excepto apoyar con donaciones a ONGs de vez en cuando. Nos gustaría darles cobijo a una familia siria o iraquí en nuestra casa, pero todavía nos se permite eso acá. Europa es un quilombo de hipocresía y paranoia. A veces pienso que debería tirar todo por la borda e irme a ayudar de alguna manera directamente a los refugiados, pero no lo hago. Me ocupo directamente de mi familia y no de las de tantas otras personas que no conozco. Pero los árboles y todo lo que les permite vivir son cosas importantes también, ¿no? Sin eso, sin las plantas, no podemos sobrevivir, no habría más mundo. Y sigo trabajando en el negocio de contar cuentos en el cine, cuando puedo. ¿Qué vida es esta? La que vivo. Y entonces veo desde nuestro balcón, mientras riego los arbolitos, a la vecina que sale en silla de ruedas con mucho dolor a ver el cielo de la tarde madrileña con una curiosidad inagotable. Para un momento y apoya su mano en una acacia. No sé lo que piensa, pero está unida a ese árbol por unos instantes. Y entonces sigue rodando por la acera, entrando en la sombra de los edificios al otro lado de la plaza. Hay tantas cosas que no puedo cambiar o tocar, que debo encontrar la manera de aceptar u olvidar. El fútbol es un juego nomás, pero me inspira la entrega total de Buffarini y de Mercier, un esfuerzo inteligente y valiente que no tiene premio suficiente. Me asombra que pueda existir la pureza del juego y del entretenimiento entre tanta publicidad y tantos billetes de mil y de millón, tanta distracción, tanta trampa, corrupción y mala leche. Cierro la ventana del balcón, entro en la cocina con la regadera y de repente pienso en los osos que se despertaron hace poco más de un mes en el bosque que rodea mi vieja casa en Idaho. Los vi hace poco cuando fui a ver a mi hermano Carlitos; son enormes. Un poco torpes y muy hambrientos después de haber dormido todo el invierno. Nos respetamos y nos mantuvimos a una distancia saludable. Ni yo ni los osos queremos problemas. Que maten y coman lo que necesitan, y que las flores aparezcan y los ríos se renueven, que las truchas sigan nadando río arriba, que las nubes pasen y vuelquen más lluvia que el verano pasado. Se avecina otro fin de semana, otro desafío importante para el Ciclón.

‚Äã

 

-------------------

FABIÁN:

Sabés que este domingo, justo, voy a estar en la Feria del Libro cuando juega el CASLA contra el Rojo. Me quiero morir. Creo que si ganamos este partido vamos a estar en la final contra Lanús, que la viene rompiendo en su división. Nosotros somos un equipo que todavía, como dice Gurdjieff, no tiene un único yo. Tenemos varios yo, fíjate que contra Huracán terminamos jugando con el yo del miedo, dándoles la pelota a ellos. Y en otros casos terminamos con el yo del ataque. Todavía falta. Este viernes no tenemos a Cerutti, que es fundamental, pero vuelve Beluschi. Estamos peor que Lanús pero tenemos a Johnny Ortigoza que la rompe.

 
‚Äã
(Gurdjieff)

 

-------------------

VIGGO:

¡Y Dale Dale Sanlore -ganamos un partido usando las armas y la cabeza! Se juntó todo lo necesario, defendimos la ventaja que nos dio el gol de Blandi sin achicarnos. Lo mejor de Bauza y lo mejor de Guede en el planteamiento y manejo de un partido crucial. ¡Qué bien que jugaron Ortigoza y Mercier!, ¿no?

Boca está en caída libre. Impresionante la desgracia de los Mellizos. Tanta amargura. Se van de Lanús y el Granate vuela a la cima. Tampoco creo que van a poder traerle una alegría a los Bosteros en la Libertadores. Y River también es un desastre. Yo quiero que Huracán gane la Copa Libertadores y nosotros todo lo demás.

 

-------------------

FABIÁN:

Gana, gusta y golea. De esto queda sólo la primera palabra ¿no? Es raro como Guede modificó su forma de jugar y el equipo se parece, de golpe, al del Patón una vez que consigue meter un gol. Es decir, San Lorenzo te coloca un gol y se cierra como con esos cinturones de castidad de la Edad Media. Faltan tres partidos y Lanús parece mejor equipo, juega con plasticidad y la rompe, pero si llegamos a una final con ellos tenemos un partido en cancha neutral. Veremos. A veces pienso que San Lorenzo gana partidos que no puede ganar sólo para apuntalarme emocionalmente. Es parte del solipsismo del hincha. Abrazo Cuervo.

P.D.: Quiero que juegue Romagnoli.

 

-------------------

VIGGO:

Mirá esta revista online de Cataluña, El Critic. Impresionante este artículo sobre los poetas que han escrito sobre el fútbol:

http://www.elcritic.cat/blogs/futbolcritic/2016/02/21/el-futbol-dels-poetes/

Otro link que te paso es de algo que me pidieron para el diario español El País en la ocasión de la publicación acá de Consumidos de Cronenberg:

http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/david-cronenberg/

 

‚Äã

 

Y sí, tenes razón, es hora de que vuelva el Pipi a ayudar a enseñar el buen camino en los momentos más complicados.

 

-------------------

FABIÁN:

Qué bueno lo de Cronenberg. Voy a buscar la novela. ¿Viste la peli que te mandé?

 

-------------------

VIGGO:

Acabo de verla esta tarde. "Hijos nuestros" es una película muy especial, en gran parte gracias a la soberbia actuación del personaje central. Muy bien dirigida por Gebauer y Suárez. Qué bella pero muchas veces terrible es la soledad del hincha de ley. La mirada de este actor, Carlos Portaluppi, que hace del taxista 'Hugo' es de una profundidad enorme, implacable. Portaluppi es tan buen artista que, aunque es Gallina en la vida real, me llenó de emoción la verdad del amor por San Lorenzo que transmite su personaje. La vida interior del taxista vibra en la pantalla, es tierna y da miedo, parece añorar y proteger un tipo de felicidad que tiene su origen en la infancia y que no tiene ni precio ni pieza ni fin. Es algo que sale del alma y flota por encima de todo lo bueno y todo lo malo en la vida, es de una pureza heroica. El yo descontrolado del hincha es la fuente de casi todo lo grande y todo lo mezquino que pasa en el fútbol con respecto a los encuentros y desencuentros sociales, con las proyecciones psicológicas del individuo.

 
‚Äã
 

La secuencia musical en la iglesia, aunque me divirtió por su conexión sanlorencista, es lo único que para mí no funciona a la perfección en esta película. O quizá no la entendí del todo. Si fuera más obvio de alguna manera que esa secuencia es una fantasía del tachero en vez de ser una continuación realista del cuento, no hubiera dudado ahí. Pero es un detalle menor; la escena es muy buena. En todo caso, voy a mirar la peli de nuevo. Tiene muchas cosas para ver repetidamente. Me encantó esta película, es un golazo. No sé que opinaste vos. Gracias por dejármela, hermano.

P.D.: Me acaba de llegar tu mail con el link a la crítica que escribiste sobre esta película para Perfil. Estoy completamente de acuerdo con lo que decís sobre la inquietante simpleza de la peli, que "... te sorprende todo el tiempo. El esquema es sencillo -como nuestra vida- y el efecto que produce en el espectador es vertical, profundo". Para los Cuervos que no leyeron lo que escribiste, ahí va el link:

http://www.perfil.com/columnistas/Taxi-Driver-azulgrana-20160429-0015.html

¿Viste lo del Atlético de Madrid contra Bayern München anoche? Fue una guerra psicológica descomunal. No soy del Atleti, aunque tengo amigos que lo son a muerte, pero anoche cuando eliminaron al gran equipo de Pep Guardiola sentí que había ganado San Lorenzo. Hoy salió de su cueva Rummenigge con su predecible amargura teutona, echándole la culpa al referí turco (que hizo un trabajo excelente bajo condiciones infernales) por la derrota. Este mal perdedor, al igual que Beckenbauer y toda esa banda de prepotentes alemanes nunca supieron apreciar el trabajo de Guardiola y son incapaces de reconocer la astucia táctica del justo ganador de esta semifinal. El Cholo y su plantel de guerreros le dieron un baile psicológico y físico en su propia casa al equipo bávaro. Los mandamáses del Bayern deberían reconocerlo y volver a concentrarse en lo que les queda, los campeonatos de liga y copa de Alemania.

 
‚Äã
(Irritatis Maximus)

 

Y el pobre Globo, ¡cómo se lo garchó el referí venezolano José Argote!, ayudando de forma descarada al Atlético Nacional de Colombia a pasar a la siguiente ronda con un arbitraje vergonzosamente favorable a los locales. Los Quemeros tenían motivo para calentarse, pero tampoco se puede justificar su violencia durante y después del partido. La CONMEBOL es tan corrupta como la AFA o la FIFA misma, y este es otro cuento feo para la historia del fútbol sudamericano. Se juega sabiendo que la cosa es así, hasta que cambie. Y no cambiará mientras los jugadores sigan liándose a trompadas en la cancha o en los pasillos a los vestuarios. Nuestros primos de Boedo están fuera, se acabó el sueño este año para ellos. Lo siento.

 
‚Äã
(José Argote)

 

Esta noche creo que River se despedirá del torneo también, por mucha ventaja que les pueda traer jugar la vuelta en casa contra el humilde equipo ecuatoriano Independiente del Valle. Los del Muñeco Gallardo no han mostrado en 2016 que tengan la capacidad ni la fuerza mental para remontar el 2-0 del partido de ida.

Por cierto, hoy leí Nada más que perder, una colección de poesía del palestino Najwan Darwish. Muy buena. Te la recomiendo. La traducción del árabe al castellano para la editorial Valparaíso es de Juan José Vélez Otero.

 
‚Äã

 

Bueno, acabo de ver la otra semifinal de la Champions. El Real Madrid pasó justito contra un Manchester City despellejado, jugando sin hombres clave como el genial mariscal canario David Silva (un jugador que me encanta, tipo Iniesta con más galope), en un partido de lo más soso. El Ingeniero no aceptó la derrota muy bien. La verdad es que tenía que haber motivado mejor a su equipo. Los del City jugaron sin pasión. Como le pasó a Pellegrini la primera vez que llevó un equipo a semifinales de esta competición -el Villareal hace nueve años -cayó ayer contra el Madrid por el mismo resultado global de 1-0 que lo había condenado contra el Arsenal de Wenger. Me parece que si el equipo de Zidane juega así en la gran Final dentro de tres semanas en Milano, va a perder contra los Colchoneros. Y el Cholo, a base de garra y un catenaccio exagerado, traerá la primera "Orejona" al Calderón. Es tarde, pero ahora estoy viendo a River jugando en un Monumental nublado por el humo de bengalas. Ni esa niebla artificial puede esconder lo mal que están jugando los Gallinas. La verdad es que River está haciendo méritos con su actitud, con su juego desesperadamente ofensivo, pero se parece un poco al del Bayern de ayer, bombardeando sin suficiente eficiencia, y los Ecuatorianos agarraron el papel del Atleti, aguantando para completar la hazaña de derrocar al campeón. Y... se terminó. Un gol nomás, después de tanto fuego artificial. Me voy a la cama; se cayó del torneo uno más de los equipos argentinos.

 

-------------------

FABIÁN:

Hola Cuervo. No, no vi los partidos, estoy dando muchas clases y yendo de un lado a otro. Ayer me quedé casi todo el día con Anita porque había estado medio triste en el colegio y le dediqué el día. El sábado creo que vamos a ver el partido en lo de mi viejo con mis hermanos. Creo que el CASLA la tiene difícil por la gran diferencia de goles que hay con Godoy Cruz, pero tal vez el equipo se agrande en estas finales. Después del mal trago Cervecero, de hecho, empezamos a ganar sin parar. Ayer estuve en el club, de paso a Planeta y pagué mis cuotas de socio, me dieron un carnet nuevo porque hubo reempadronamiento. Me sacaron una foto nueva: un tipo de 50 años esperando el futuro con cierto temor. Abrazos.

 

 

 

 

© sobrevueloscuervos.com